Previa ATP Finals 2016: Andy Murray - Novak Djokovic

Por primera vez en la historia, el número 1 del mundo se decidirá en el último partido de la temporada. Todo en juego bajo el 02 Arena. 

Novak Djokovic o Andy Murray, ¿quién acabará número 1?
Novak Djokovic o Andy Murray, ¿quién acabará número 1?

El diagnóstico de este torneo era tan claro que solo un milagro podía cambiar su desenlace. Que sí, que a Londres llegaban las ocho mejores raquetas del año, pero había dos de ellas que aterrizaban con un par de planetas de distancia sobre el resto. Andy Murray y Novak Djokovic, los dos hombres más relevantes del calendario 2016, los dos capaces de turnarse en lo más alto del ranking, los dos mejores clasificados en la tabla y los dos invictos desde hace una semana. Llevan enfrentándose desde que tenían 12 años pero el de hoy será, sin duda, uno de esos encuentros especiales que no olvidarán. En juego está el título de maestro y el trono del vestuario masculino. Un 2x1 que sacará lo mejor de cada uno y regalará al aficionado el mejor fin de fiesta posible en las ATP World Tour Finals.

El dato lo deja claro: será la primera vez en la historia que el último encuentro ATP del calendario qué jugador lo cierra como número 1 del mundo. Ahora mismo menos les separan menos de 500 puntos de diferencia, por lo que a Murray no le servirá de nada si hoy sale derrotado ante su gente. La semana del británico ha sido de lo más exigente con duelos inolvidables ante Nishikori y ante Raonic, los dos más largos de la historia desde que las Finales ATP se disputan en Londres a tres mangas. Pero a esto hay que sumarle que el de Dunblane viene de disputar prácticamente todo desde hace dos meses, hilando triunfos en Pekín, Shanghai, Viena y París-Bercy, la friolera de 23 victorias de manera ininterrumpida. Esto es tendencia y lo demás son tonterías.

De peor forma, por decir algo, llega su rival de Belgrado. Djokovic no levanta un título desde que ganara en Canadá su cuarto Masters 1000 de la temporada, una fecha demasiado lejana tratándose de él. El propio Novak reconoce que desde Roland Garros sufrió un bajón de intensidad y competitivo que le han hecho dar un paso altrás (un paso de más 8.000 puntos) que ha habilitado el sorpasso de Andy por la izquierda a base de horas en pista y fe ciega en sus posibilidades. El serbio ha seguido firmando resultados decentes estas últimas semanas pero nunca nos hubiéramos imaginados que terminaría la gira indoor con las manos vacías, algo que nunca le sucedió en su carrera. Todavía puede remediarlo, solo tiene que ganar a la actual mejor raqueta del universo.

Con 34 enfrentamientos en su registro, pocos jugadores se conocen más que estos dos. El H2H indica un claro 24-10 a favor del balcánico, quizá hasta demasiado cruel. Este mismo año, por ejemplo, Andy y Novak se vieron las caras en cuatro ocasiones (Australia, Madrid, Roma y París), siempre en finales y casi siempre con victoria para el serbio (3-1). Nunca en la vida pudo vencerle el escocés bajo techo, un dato crucial a la hora de analizar este nuevo asalto. Los dos llegan de hacer pleno en la fase de grupos, por lo que aspiran al bote máximo en Londres. Los dos pelean por coronoarse maestro sobre la campana, algo que el de Belgrado ya hizo hasta en cinco ocasiones en su trayectoria por ninguna del escocés. De hecho, Murray se enfrenta a su primera final de unas Masters Cup. Y por último, los dos sueñan con cerrar el curso en la azotea del ranking, en reconquistar el terreno cedido por parte de Djokovic y en prolongar el cuento de hadas actual por parte del oriundo de Dunblane.

La línea ascendente de Murray en este último tramo de temporada le sitúa como ligero favorito en las quinielas, pero la distancia es mínima. Sobre todo si tenemos en cuenta factores como el del cansancio. Andy llega con racha de 23-0 pero sin apenas descansar los meses previos, además de dos encuentros a pecho descubierto esta semana que le obligaron a resetear el organismo para continuar con su objetivo. Otro factor a tener en cuenta es la vitalidad de Djokovic cada vez que pisa el O2 Arena, la transformación que sufre y la forma en que se crece ante el resto. Ahora mismo el serbio cuenta con una racha de 23-1 en el torneo, habiendo perdido un solo partido en sus últimas cinco participaciones. Terrorífico. Si algo nos deja tranquilos es que este final de fiesta será justo con nuestro deporte, ya que ambos jugadores han hecho méritos de sobra para abarcar los últimos dos botines en juego. Solo falta responder a la pregunta: ¿Quién?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes