Milos Raonic, segundo semifinalista de las Finales ATP

El gigante canadiense tumba a Dominic Thiem por 7-6(5) y 6-3 y accede a sus primeras semis de Copa de Maestros como segundo de grupo.

Milos Raonic hacia sus primeras semis
Milos Raonic hacia sus primeras semis

Milos Raonic tiró de madurez y de temple para superar el hambre y el arrojo del joven Dominic Thiem para meterse en sus primeras semifinales de Copa de Maestros. La segunda posición del grupo estaba en juego y el canadiense se llevó el gato al agua por 7-6(5) y 6-3, jugando mejor los momentos decisivos del desempate del primer set y yendo a noquear al austríaco en el segundo, que dio un bajón importante.

Ni más ni menos que un puesto en las semifinales se jugaban Milos Raonic y Dominic Thiem en el choque que cerraba la actividad en el grupo John McEnroe. Salió mejor el canadiense, muy enchufado, muy determinado a conseguir el objetivo. Quería una ruptura tempranera con la que aplacar los ánimos del rookie tenista austríaco. Thiem se escapaba a duras penas de las acometidas de Raonic. Con el paso del set, la dinámica tornaría en mejores sensaciones para el centroeuropeo. Thiem mostraba unas ganas y un hambre bestiales, pegando con muchísimo efecto a la pelota, incomodando los golpeos de Raonic. Los saques más sencillos eran para Thiem, los complicados y enmarañados, del canadiense.

De un modo u otro la manga desembocaría en el desempate. Solo una bola de rotura se vio en el set, a favor de Raonic. En el tiebreak Thiem confirmaba lo visto antes. Su hambre y sobre todo sus sensaciones eran mejores que las del gigante norteamericano. Un 4-2 arriba muy prometedor para el austríaco sin embargo quedaría en nada. Con ventaja, una vez más, se arrugó y Raonic que estaba a la espera se fue a por todas y volteó el resultado, encadenando 4 puntos seguidos. El saque hizo el resto y con un ace solventaba una vibrante y bonita primera manga por 7-5 en el desempate.

Disparado hacia la victoria en la segunda manga el canadiense. Lo que sumado al bajón lógico por la decepción de la pérdida del primer set por parte de Thiem, significaba que Raonic se colocaba con ventaja muy pronto. Un 2-0 que le proporcionaba una autopista hacia las semis en la Copa de Maestros. Thiem dio la cara después. Se enfrentó a un 15-40 para doble break. Raonic perdonó y el austríaco continuaba con opciones. El problema del austríaco estaba en que darle ventaja con el saque a Raonic era casi la derrota segura. El canadiense no perdonaría y ganaba con solvencia sus juegos al saque. Con 5-3, se fue a rematar el partido al resto y lo conseguiría ante un Thiem algo mermado físicamente. Un definitivo 6-3 para el montenegrino de nacimiento, que accedía así a sus primeras semifinales de Masters, mostrando un nivel muy alto, yendo de menos a más.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes