Paganini: "Por ahora, el estado de Roger es alentador; lo que está haciendo con 35 años es increíble"

Pierre Paganini, preparador de Roger Federer, habla en una entrevista de todo el proceso de recuperación del jugador helvético

Paganini
Paganini

Seguramente era el hombre que faltaba para terminar de explicar y tranquilizar acerca del estado físico del suizo Roger Federer. Pierre Paganini, preparador físico del suizo, es el hombre que más cerca ha estado del helvético en las últimas semanas. Ahora, con el punto de mira más enfocado al trabajo tenístico, Paganini cede el testigo al equipo técnico (Luthi y Ljubicic), explicando, en una extensa entrevista a The Tages Anzeiger, lo que ha supuesto todo este período de aclimatación.

A título personal, Paganini ha trabajado más intensamente que nunca con Roger en este periodo, tiempo en el que más ha tenido que invertir a nivel personal desde que trabaja con Roger y que más cambios ha experimentado en su trabajo. "En primer lugar, no ves a Federer en el circuito. Cuando enciendes el televisor, estás encantado de ver a Roger allí. La otra es que tenemos una mayor cantidad de trabajo continuo en conjunto que de costumbre, hemos estado mucho más juntos. Todo el equipo se exigió más de lo habitual este año. Por supuesto hay una planificación y una asignación. Y a partir de aquí son los entrenadores los que más contacto van a tener con él, mucho más que al principio, cuando estaba trabajando conmigo o con Daniel (Troxler, fisioterapeuta)".

Paganini confirma posteriormente que la evolución está yendo dentro de los plazos, de ahí el optimismo generado en dicha recuperación. Del mismo modo, la cautela toma protagonismo de cara al futuro. "Hasta el momento, estamos totalmente dentro de los tiempos, y por encima de todo estamos muy contentos. Pero también somos muy cautelosos y cuidadosos. Porque no hay que olvidar que estamos hablando de un jugador que ha jugado durante mucho tiempo. Y ese cuidado le acompañará hasta el final de la carrera, porque aunque ahora se pone el acento en la rodilla, no hay que olvidarse del resto del cuerpo. Después de 1300 partido sólo hay algunos signos de desgaste, es normal".

Con respecto a su rodilla, la pregunta es evidente. ¿Puede volver al mismo nivel prelesión? "Dondequiera que haya un punto de apoyo y sujeción como son las articulaciones nunca van a estar como cuando naciste. Pero él también ha trabajado en fortalecer las articulaciones durante toda su carrera. Visto todo, entra dentro de lo normal. Estamos en el camino correcto".

Paganini continúa mezclando optimismo con cautela. "Lo que he visto hasta ahora es alentador. Pero es como en un partido de fútbol: cuando vas ganando en el minuto 70 aún estás lejos de haber terminado. Y a veces los últimos minutos son los más importantes. Creo que las últimas cinco semanas serán las más importantes para él. Pero soy alguien que prefiere no decir nada antes de que tenga toda la información. Y esa información no la tenemos todavía".

De cualquier modo, Pierre manda un mensaje a los aficionados. "No, no deben preocuparse, eso sería un error. Sin embargo, cada paso es ahora muy importante. Como ya he dicho, estamos realmente en el camino correcto. Y lo que más me fascina es cómo Roger se motiva con cada pequeño progreso y cómo su confianza aumenta para el siguiente paso. Lo que está haciendo ahora, con 35, y después de todo el éxito que ha tenido, es absolutamente fascinante. Roger trabaja todos los días como si fuera un poco el culpable de su propia lesión. Tremendamente serio, profesional, intenso. Esto es simplemente único. Y ya no hablo como preparador físico, sino como ser humano".

Recientemente, Federer comentó que nunca había estado tan asustado como en la previa de Wimbledon, algo que Paganini no desmiente. "Eso es correcto. Sin embargo, como él es generalmente tan despreocupado y siempre maneja bien todo puede concentrarse en lo que es importante en este momento, también porque es muy fuerte mentalmente. Pero antes de Wimbledon se dio cuenta de que lo persiguieron algunos pensamientos acerca de su condición física, a pesar de que trató de ser positivo. Por supuesto aquello fue una señal, ya que por lo general esos pensamientos nunca suceden con él".

Paganini expresa lo que significa para Federer el tenis, después de que pudiese perder la pasión en un parón tan prolongado. "Su pasión por el tenis diría que en este tiempo se ha subrayado. Si alguien como él, que le gusta jugar al tenis y se pasa casi seis meses sin torneos, cada día entra a los entrenamientos con una sonrisa, eso es más que una pasión. Él es único".

Comentarios recientes