¿En qué ha progresado Pablo Carreño?

Samuel López, su entrenador, relata en primera persona los avances que han hecho de Pablo Carreño un jugador en constante progresión

La temporada 2016 tendrá un significado especial en la trayectoria profesional de Pablo Carreño Busta. El gijonés comenzó el año como número 67. Diez meses después, está ubicado entre los treinta mejores tenistas del mundo, consolidándose en un circuito poblado de pistas duras, una superficie para la que se ha preparado a todos lo niveles. Su entrenador, Samuel López, ha elaborado una nota, publicada en 'Industria del tenis', en la que desgrana todo el proceso de trabajo llevado a cabo en ese tiempo.

"Este año se me presentaba un nuevo reto, uno que hemos afrontado todos con mucha ilusión y que a final de temporada hemos podido comprobar que está dando sus frutos. Trabajar con Pablo ha sido y es una gran experiencia. Desde el principio fue muy fácil trabajar con él. Empezamos poco a poco con unas primeras semanas para, sobretodo, conocernos.

Pablo es el español más joven del TOP100 y empezaba el año en el puesto 67. Siendo ya conocedor de las costumbre de Pablo pudimos sentarnos y marcarnos unos objetivos claros, los objetivos tienen que ser ambiciosos y el jugador debe comprometerse a trabajar duro para alcanzarlos. Recuerdo que él quiso marca una posición en el ranking a final de año cerca del TOP40 pero yo le marque que debíamos acabar cerca del 30.

A partir de ese momento empezamos con un trabajo físico muy duro, con el que mejorar fuerza y resistencia. Pablo se comprometió a trabajar estos aspectos durante todo el año para llegar al final del año a un gran nivel. En el aspecto técnico trabajamos entre otras cosas el saque (colocación y potencia), el resto (anticipación) y media pista con voleas.

A nivel táctico hemos ido trabajando muy de cerca el aspecto mental. Pablo nos comentó que en muchos partidos su nivel de activación bajaba y pasaba de estar jugando bien a jugar mal. Para afrontar la situación pensamos que teníamos que hacer mucho hincapié en el tenis agresivo, utilizando incluso las subidas a la red para buscar la reacción a nivel de activación. A nivel mental también hemos dado mucha importancia a la aceptación de los problemas. En los partidos y la temporada siempre hay situaciones difíciles y a partir de la aceptación hay que seguir luchando y haciendo las cosas que tocan, no cambiar la forma de jugar porque el resultado sea malo. Hay que confiar en el trabajo y luchar hasta el final.

Conforme ha ido avanzando el año hemos seguido trabajando todos los aspectos, siempre teniendo muy claro el objetivo de evolucionar desde el fondo de la pista, cerca de la línea, y hacia delante. Creo que hemos hecho un gran año. Toca seguir trabajando y mejorando de cara a la próxima temporada. ¡A seguir!".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes