¡Somos de Primera!

Rafa Nadal y Marc López superan a la pareja india y devuelven a España al Grupo Mundial de Copa Davis. Fin a dos años en el infierno.

España regresará al Grupo Mundial de Copa Davis en 2017. Éste es el titular, el resurgir de una potencia que se dejó hundir en 2014 pero que, tan solo dos años después, se ha puesto las pilas para volver a la élite del tenis mundial. Los de Conchita Martínez cerraron la serie de play-off ante la India (3-0) con la victoria de Rafael Nadal y Marc López ante Leander Paes y Saketh Myneni (4-6, 7-6, 6-4, 6-4) en un sábado que acabó con todos los fantasmas que nos habían molestado en los últimos tiempos.

Siempre es un placer llegar a un sábado de Copa Davis con dos victorias a tu favor, sobre todo por la dificultad que entraña siempre esta modalidad y que, en el caso de España, no se nos suele dar bien. Pero esta vez era distinta. Después de dos temporadas navegando en el infierno, había que firmar el regreso por todo lo alto, sin perdonar un solo punto. Pero allí enfrente no había un cualquiera, era Leander Paes jugando en cada y dispuesto a darse un último homenaje ante los suyos acompañado del aprendiz Myneni. No sería fácil.

Y eso que el encuentro arrancó con el viento a nuestro favor, con un 4-1 para Nadal y Marc que rápidamente no hizo presagiar lo rápido que se solventaría aquello. Luego tuvimos que presenciar cómo los españoles no volverían a anotarse un juego hasta el segundo parcial. Ver para creer, aunque con Paes sobre la pista, todo es más fácil de lo que parece. Y más difícil para sus rivales. Incluso en la segunda manga se colocaron los indios con break arriba, hasta que de nuevo saltó la sorpresa. Los pupilos de Conchita Martínez reaccionaron a tiempo e igualaron la batalla en el desempate.

Fue el tercer set el único que no tuvo ningún altibajo. Los españoles fueron mejores, cogieron ventaja al comienzo y lo cerraron más tarde con maestría. Solamente un set nos separaba del objetivo. Pero de nuevo en el cuarto llegaban los contratiempos con un 3-0 de salida para los locales. Otra vez tuvo que picar piedra, que darle un poco más de chispa a los intercambios y que multiplicarse en la red. Pero por algo Rafa y Marc son campeones olímpicos, para tratar con retos de esta talla. Al final firmaron la victoria con un holgado 6-4 y pusieron la brocha a una etapa muy oscura de nuestro tenis que, por suerte, ya forma parte del pasado.

Alemania, Brasil y Rusia sacaron lo peor de nosotros. Dinamarca, Rumanía e India rescató nuestras mejores virtudes. Dos años de penitencia hasta regresar al Grupo Mundial en 2016. Seis eliminatorias consecutivas fuera de casa. Este jueves, cuando se produzca el sorteo, todos coinciden en cuál es el deseo conjunto. ¿Qué mejor manera habría de celebrar este ascenso que estrenando categoría ante nuestro público?

Comentarios recientes