Los 10 momentos inolvidables de este US Open 2016

Repasamos los 10 momentos más curiosos ocurridos estas dos semanas en Flushing Meadows y que quedarán en nuestra memoria por mucho tiempo.

Han sido dos semanas interesantísimas de tenis las que este US Open 2016 nos ha dejado. En estos 14 días, muchas han sido las cosas que han ocurrido y es por eso que reunimos en este artículo los 10 momentos más inolvidables del torneo. Momentos curiosos, simpáticos, admirables o que sencillamente, se nos quedaron en la memoria. Ahí van.

El partido entre Djokovic y Monfils

McEnroe lo definió como el partido más extraño que había visto nunca. No fue para menos. Parecía que lo hubiera escrito Nolan. Gael tuvo una actuación más discutible durante los dos primeros sets. Apenas corría, se limitaba a cortar la bola tanto de derecha como de revés, se paraba sobre la línea de fondo sin moverse antes de restar, como si no fuese con él la cosa. Luego, empezó a jugar y logró llevarse el tercer set, cuando parecía que lo tenía de su mano. Fue entonces cuando los dos tenistas empezaron a acusar problemas físicos. Monfils cojeaba, Djokovic se dolía del hombro. Novak se rajaba la camiseta y jugó un punto con el pecho al aire. El francés, en uno de los intercambios, se pidió una Coca Cola. Vamos, que pocas cosas no ocurrieron en aquél encuentro.


Kerber intentando bajar desde la grada

La tenista alemana quiso celebrar la victoria en el torneo subiéndose a la grada, en la parte donde estaba su equipo. Tuvo que ser ayudada a subir, ya que existen más de dos metros de altura. Cuando abrazó a todo el mundo e intentó saltar por el mismo lado jugándose una posible lesión, un miembro de la organización se lo prohibió y le acompañó por otro lado. Casi como en el cole.

El gong-gate

Para no creerse lo que pasó en el partido de cuartos entre Murray y Nishikori. El británico iba 2 sets a 1 arriba e iguales a un juego en el cuarto. Tenía bola de break y llevaba la iniciativa en el punto y estaba a punto de conseguir una rotura que le allanaba el camino a semis. Fue entonces, cuando un gong se escuchó en medio de la pista. Un sonido tan fuerte que obligó al juez de silla a repetir el punto. Andy no podía creérselo. ¿Qué era aquello? Eso le desconcentró y terminó perdiendo ese juego y luego el set, y más tarde, el partido.


La mariposa-gate

Muchos comentaron en tono de humor, que la derrota de Murray en aquél partido se debió también en parte por hacer pasar a mejor vida a una linda mariposa amarilla que decidió ver el encuentro más de cerca. Fue golpear a la mariposa con la raqueta y el británico no paró de cometer dobles faltas y errores en ese quinto set. ¿El alma de la mariposa quiso vengarse?


Las chicas sorprenden

En el cuadro femenino, aparte de Angelique Kerber, dos fueron las grandes protagonistas por su gran torneo: Caroline Wozniacki y Karolina Pliskova. De la danesa, apenas nadie apostaba una moneda por ella antes del inicio del torneo pero jugó suelta, volvió a mostrar que sigue siendo un muro desde el fondo de pista y por momentos, vimos a aquella jugadora que llegó a ser número 1 del mundo un día. Las semifinales es un gran resultado para ella, como así lo es la final para Pliskova. La checa venía como seria amenaza para todas las jugadoras después de ganar en Cincinnati y corroboró su gran estado de forma con este subcampeonato y el haber tenido contra las cuerdas a Kerber también en el tercer set. Muy comentado fue también lo 'fría' que era, tanto en pista como fuera. Sin gritos al pegar la bola y sin una alegría demasiado expresiva al pasar a la final o perder el título. "¿Qué te pasó por la cabeza cuando Kerber levantó el título de campeona?", le preguntaron. "Nada", respondió sonriendo. Como si tal cosa.

Serena Williams pierde el número 1

Este US Open será recordado también como el torneo donde la estadounidense perdió el cetro mundial tras perder ante Pliskova. Desde el 18 de febrero de 2013 llevaba Serena en lo más alto. 186 semanas en total de forma consecutiva. Una racha tremenda, difícil de igualar.

Moth-gate

Parece que los insectos querían influir en el juego de esta edición y pudimos ver otro caso curioso en el encuentro entre Monfils y Djokovic. Una polilla se posó sobre su espalda. Iba 0-40 en aquél juego y tenía que afrontar tres bolas de break. El francés acabó salvando las tres bolas de rotura y ganó aquél juego.

El hombre de las finales

Es, sin duda, el hombre del torneo. Estuvo a un punto de perder ante Evans en tercera ronda. Un encuentro increíble aquél que le hizo caminar sobre el alambre. Hombre de segundas semanas, conforme fue pasando rondas, iba jugando mejor hasta desplegar ante Djokovic un nivel estratosférico, pegando cañonazos con su revés. Deja en este US Open varios números para su estadística personal: 3 Grand Slams y 11 finales consecutivas ganadas.

Djokovic y su avance de rondas

La primera semana de competición nos dejó algo curiosísimo y es que Novak fue avanzando rondas sin apenas competir, debido a los infortunios de sus rivales. Vesely no saltó a pista para jugar su encuentro de segunda ronda. Youzhny se retiró con 2-4 abajo en el primer set en el partido de tercera ronda. Y para poner la guinda, Tsonga también se retiraba en cuartos cuando iba dos sets a cero abajo por un problema en la rodilla. "Es la primera vez en mi carrera que me ocurre algo así", comentó Djokovic.


El 'ya estoy aquí' del tenis francés

Tres hombres metió Francia en cuartos de final del torneo. Es la primera vez en toda la Era Open que esto ocurre. Lucas Pouille, Gael Monfils y Jo-Wilfried Tsonga se metieron en la antepenúltima ronda, aunque por una razón o por otra, no terminaron dejando demasiada buena imagen ya que a Pouille le vino grande esa ronda, Tsonga acabó retirándose por lesión y Monfils tuvo una actuación muy criticada ante Djokovic en semis, como hemos comentado antes.

¿Echáis en falta alguna otra historia? Podéis usar los comentarios para mencionarla.

Comentarios recientes