A la tercera, Pablo Carreño

El gijonés remonta a Roberto Bautista en la final de Winston Salem y conquista el primer título ATP de su carrera a los 25 años.

No se pueden perder las tres primeras finales profesionales de tu carrera. Bueno, sí se puede, que se lo digan a Benneteau, pero no a Pablo Carreño. El tenista asturiano logró este sábado en Winston Salem aquello por lo que ha estado luchando toda la temporada: ser campeón (6-7, 7-6, 6-4). No importó que el primer parcial se escapara a manos de Roberto Bautista por pequeños detalles, aquí nadie llegó para rendirse. Con 25 años y ya instalado en el top40, Carreño comienza a levantar sus miras de cara a 2017. El reto de levantar un trofeo ya está superado.

Los que pertenecemos a las nuevas generaciones nunca comprenderemos, o no de momento, el valor que tiene ver a dos españoles disputándose el oro sobre una pista de cemento. Lo terriblemente complicado que fue siempre derrocar a los estadounidenses en su superficie favorita. Esta semana, además, en su casa. Bautista y Carreño ofrecieron un buen espectáculo con las armas apropiadas para una cita como ésta. Por supuesto que hubo golpes liftados, intercambios largos y golpes defensivos, pero ambos revelaron también sus versiones más agresivas con el objetivo de acortar la duración de los puntos. La primera manga fue una lucha de igual a igual en la que cualquiera pudo haber amarrado el triunfo, aunque fue el de Castellón quien se llevó un ajustado tiebreak por 8-6 después de un resto paralelo de revés que no se puede creer.

El castellonense tenía ya medio trofeo en el bolsillo y salió a por todas en la reanudación. Logró la ruptura y se puso a tres juegos del título. Quedaba poco, pero Carreño no es de los que se rinden. El gijonés recordó entonces las finales perdidas en Sao Paulo o Estoril, las dos primeras de su carrera a nivel individual, y empezó a dibujar una remontada a ritmo de saques directos. Quizá ninguno esperaba verle aquí partiéndose el alma por estrenar sus vitrinas, pero punto a punto fue revelando el grado de mejoría al que ha tocado este año. Samuel López animaba desde la primera fila al ver cómo su pupilo arrasaba en el segundo desempate de la tarde por 6-1 y forzaba el último asalto.

El drama estaba asegurado. Tantos las sonrisas como las lágrimas serían evocadas por españoles. Carreño, el hombre incapaz de ganar una final esta temporada. Bautista, el hombre incapaz de perderla. Alguno vería su racha prolongada aunque con muy diferentes sabores. Fue con 2-2 y Pablo al resto cuando sucedió. Break y confirmación. El camino ya estaba sembrado, solo faltaba cruzarlo. El gijonés cerró con maestría su primer título como profesional al mismo tiempo que asaltaba el top40 por primera vez en su carrera. Fueron muchos los que le esperaron, muchos más los que tiraron la toalla y muchísimos más los que a partir de hoy comenzarán a subirse a este carro ganador de 25 años. Confíen.

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes