Sania Mirza o el arte de ganar

A Sania Mirza no le importa con quien jugar en dobles, lo tengo comprobado. Es que le da igual, el resultado no varía. La número uno del mundo tocó el cielo de la mano de Martina Hingis hasta anunciar su separación hace dos semanas. El domingo pasado se coronó sin dificultad junto a Barbora Strycova, con la que jugaba por primera vez. Siete días después, repite celebración en New Haven con Monica Niculescu (7-5, 6-4 vs Bondarenko/Chuang). Mirza representa como ninguna otra jugadora el arte de ganar. Con quien sea, donde sea.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes