¿Un nuevo Bernard Tomic?

El díscolo australiano parece estar siendo encauzado por Lleyton Hewitt. En una entrevista para la ATP desvela su nueva actitud y objetivos.

Son solo 23 años los que contemplan al australiano de Queensland Bernard Tomic. Pero es que se habla con mucha fuerza de él desde los 15, cuando levantara el Abierto de Australia en categoría júnior. Entrado en la veintena y con un granado historial en sórdidas y polémicas historias, el 'aussie' quiere centrarse en el tenis y encaminar todos sus esfuerzos en ambiciosos objetivos como cruzar la línea del top 10 o incluso ganar uno o dos Grand Slams. La presencia en su equipo del gran Lleyton Hewitt tiene gran parte de culpa en esta pequeña metamorfosis de Bernard.

En una entrevista para ATPWorldTour.com, el nacido en Stuttgart ha hecho un repaso de su evolución y ha definido sus prioridades y anhelos para el futuro. "Tener éxito a una edad temprana está muy bien, es un gran impulso, una gran sensación, pero a veces puede volverse en tu contra", asegura Tomic, un tenista realmente precoz, que con tan solo 19 años y viniendo de la fase previa se colaba en los cuartos de final de Wimbledon.

"He aprendido mucho desde los 18 años y esto me ha hecho progresar mucho en los últimos dos años", considera. El australiano admite que su disposición y actitud al comienzo de su carrera no fue precisamente la mejor para triunfar en el mundo del tenis.

"Creo que fui un poco vago y me mantuve en torno a los puestos entre el 30 y el 50 cuando tenía 19 y 20 años. Conseguí alcanzar el puesto 27 con 19 años pero sentía que no estaba dando todo lo mejor de mí, no jugaba al 100% de mi nivel. Es algo de lo que me he dado cuenta solo en los últimos años", reconoce Bernard, al que su complicada y controvertida actitud dentro y fuera de la pista tampoco le han ayudado mucho, granjeándole una dudosa reputación.

"No se debe juzgar un libro por su portada", aconseja Tomic. "A veces, gente que conozco en Australia me dice, 'oye, no eres la persona que todos piensan que eres'. Creo que los medios le dan muchas vueltas, mucho bombo a todo. Esperan grandes cosas de mí. Se olvidan de que nos encontramos en la época más dura de la historia del tenis, donde tienes que ganarte a pulso tu puesto en el top ten mundial. Esto es algo que voy a intentar conseguir", advierte, parece, dejando atrás turbulentos episodios.

El ex número uno del mundo Lleyton Hewitt ha venido al rescate de Bernard. Australia no puede dejar que se pierda un talento como el suyo. El doble campeón de Grand Slam empezó esta temporada a trabajar con él y ya ha plantado una semilla en el seno de Tomic. "He aprendido mucho de él, cómo consiguió ser número 1 y cuánto ha tenido que trabajar; los sacrificios y los esfuerzos que ha tenido que realizar. Todo esto es algo que yo necesito poner en práctica", cuenta Bernard. "A este nivel de tenis, es realmente duro y hay tantos buenos jugadores en el top 10 que necesitas competir y trabajar muy duro", reconoce.

Junto con Hewitt, Tomic se ve creciendo y progresando mucho. Le gusta y mucho su filosofía de trabajo. "Todo el tiempo me está animando a dar más y más y se asegura de que he hecho el trabajo. Es realmente muy optimista y positivo. Creo que al final del año puedo llevar a cabo una buena pretemporada y adquirir una gran preparación antes del verano australiano", apunta Tomic, que traza el futuro soñado para él, el que le gustaría materializar en realidad en las próximas temporadas, incluso en esta misma.

"Lo siguiente para mí es hacerlo bien en un Grand Slam. Quizás en el US Open. Puedo tener una buena progresión y usando mi posición de cabeza de serie puedo realizar un gran torneo", avisa. Aunque se marca objetivos mayores. "Me encantaría ganar un Grand Slam o dos. Sé que soy capaz y sé que me tengo que centrar en eso los próximos años. Tuve una gran oportunidad en Wimbledon este año para quizás meterme en otros cuartos de final (perdió 10-8 en el quinto ante el francés Pouille en octavos). He jugado muchas terceras y cuartas rondas de Slams. Pero jugar una semifinal y luchar por la final es algo que necesito superar y conseguir", admite.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes