Del Potro: "Recuperé emociones que las daba por perdidas"

Juan Martín del Potro comparte las sensaciones que está viviendo en estos días tras su medalla de plata, en una gran entrevista para La Nación

Juan Martín del Potro aterrizó en Argentina aclamado por su gente como pocas veces. El tandilense recoge los frutos tras tanto sufrimiento y otras tantas dosis de durísimo trabajo para volver a sentirse competitivo y sano, para poder jugar al nivel que todos esperaban y que el físico le privó durante tantísimos meses. Desde Buenos Aires, atendio a La Nación, en una formidable entrevista en la que expresa todo lo que está sintiendo actualmente.

Ha sido preguntado por ello en otras charlas y no tiene dudas aunque puedan surgir: la medalla tiene más valor que el US Open 2009. "Sí, porque esto ha generado cosas increíbles en la difusión. Mis logros en Río sobrepasaron el tenis. Los Juegos Olímpicos los vieron no sólo los amantes del tenis y del deporte, sino personas que no tienen ni idea de lo que es una raqueta o una garrocha. También tuvo muchísima trascendencia a nivel mundial, porque cuando le gané en la primera ronda a Djokovic, que era el gran favorito a la medalla de oro y generaba mucho, dio vuelta al mundo. Después, ganarle a Rafa y jugar contra Murray durante cuatro horas en la final, hicieron que todo fuera de película".

Aún teniendo fe dada su calidad, la vuelta de Del Potro siempre estuvo cargada de escepticismo, por el tiempo de parón y las cirugías que sufrió. "Yo hace 15 o 20 días estaba volviendo de Pesaro, donde le ganamos a Italia, e iba a Río con profesionalismo y seriedad, pero a ganar un par de partidos y tratar de no volverme rápido. Imaginate cuando se sorteó el cuadro y en la primera ronda me tocó Djokovic. Bromeaba con mis amigos diciéndoles 'Bueno, vayan preparando el asado que estoy ahí en unos días'. Fue una desilusión cuando vi ese sorteo, porque también recordé que un tiempo atrás yo era cabeza de serie y los evitaba hasta cuartos de final, y ahora me toca vivir esta realidad que no es tan linda, pero también hay veces que las cosas pasan por algo y me tocó estar en el lugar indicado para una situación privilegiada. Yo tenía que estar preparado para tomar esa chance y fue lo que hice".

"Sí, durante el torneo quedó plasmado que no tuve sólo un gran día y que al otro partido me caía mental y físicamente, como me venía pasando. Acá fue una lucha mental y emocional día a día. Ahora ya sé que el tenis me estaba esperando para cuando yo estuviera en plenitud y pudiera pelear por los grandes torneos. Lo que viví en estos días es indescriptible. Cuando creía que ya no tenía lágrimas, fuerzas, ni uñas del pie, ni nada, al día siguiente vivía algo mejor aún y era increíble".

Del Potro se detiene y argumenta cómo ha mejorado a pesar de la lesión. Hoy es un jugador más completo en otras áreas. "Sí, sí, totalmente. Hoy no tengo un winner que antes sí, pero estoy jugando mucho mejor el slice y sorprendiendo yendo a volear. Fui ganando cosas en mi juego que están buenas para tener un poco más de variantes y que no sea sólo pegarle fuerte, que con mi derecha lo hago bien por suerte. Todavía necesito recuperar ese revés que tenía, pegarle sólido y después cuando pueda tenerlo, más el slice y la volea, me voy a sentir un jugador más completo que antes de las lesiones. Físicamente no creí que iba a aguantar tanto en la final. Hasta en un momento perdí el marcador, estaba mareado, le pregunte al árbitro cómo íbamos porque me sentía mal, no tenía más fuerzas, me acalambré. Sin embargo, pasaron los games, los sets, las horas y soporté todo el partido".

Éste es otro Del Potro

Éste es otro Del Potro

El argentino Juan Martín del Potro está de vuelta. Y no sólo por nivel y resultados. También por cómo ha sacado provecho de una debilidad

Seguir leyendo

El argentino admite que siente el cariño y reconocimiento de los grandes jugadores, teniendo grandes palabras para Djokovic en especial. "Murray se reía porque le estaban entregando la medalla de oro y la gente cantaba por mí. Cuando le gané a Nole, me dijo palabras de un gran campeón. Fue una de las personas con las que hablé bastante en mi peor momento, pero desde lo humano. Es difícil hablar entre tenistas sin tocar el deporte, pero con él tengo una relación especial y eso hizo que después de una gran batalla nos saludemos de esa manera. Al otro día del partido con Novak, yo estaba sentado en el fondo del micro volviendo a la Villa Olímpica, entró él, que había perdido su dobles, y nos volvimos a abrazar. Estoy feliz; recuperé emociones que las daba por perdidas".

Comentarios recientes