Safina: "Hemos dejado el listón muy alto a la siguiente generación"

La ex número 1 del mundo analiza a la nueva hornada del tenis ruso y alaba la figura de su hermano Marat Safin, al que apenas pudo conocer como admite.

Dinara Safina posiblemente no haya sido la tenista más laureada y brillante del tenis ruso. La hermanísima de Marat, que parecía que siempre estaría a la sombra, a la larga sombra de Safin, pudo hacerse un nombre y llegar a dos finales de Grand Slam, alcanzando el número 1 del mundo igual que su hermano mayor. Coincidió con la mejor generación del tenis ruso que en 2008 hizo pleno de medallas en las olimpiadas de Pekín. Dinara habla con WTA Insider sobre su experiencia en el circuito, su relación y admiración por Marat y la nueva generación de tenistas rusas, que tienen mucho trabajo por delante para llegar a lo que consiguieron sus predecesoras.

Dinara, entre otros quehaceres, se dedica a asesorar a algunas jugadoras como Anna Blinkova o la reciente campeona de Wimbledon júnior Anastasia Potapova. "Estamos continuamente en contacto y hablo mucho con ella. Me siento muy orgullosa de que haya ganado un Grand Slam. Creo que va a ser muy buena", asegura sobre la joven Potapova. Hace asimismo un análisis de las jugadoras que deberán portar la pesada carga de representar a un país tan fuerte en la última década como Rusia.

"Kasatkina me tiene realmente impresionada", cuenta. "Me encanta la manera que tiene de jugar. Es muy inteligente, muy lista, con muy buen tacto de bola y movimientos por la pista. Creo que está en el buen camino y me gusta el equipo que tiene", considera Dinara, que también tiene palabras para otras jóvenes como Margarita Gasparyan. "Está teniendo que luchar mucho este año, pero me gusta mucho ese revés a una mano que tiene, tiene un juego distinto. Es una nueva generación. Todas ellas tienen que trabajar duro para escalar en el ranking", piensa Safina.

Perdió en 2008 la final olímpica de Pekín ante su compatriota Elena Dementieva. Guarda un gran recuerdo de aquella medalla de plata y de aquella generación de jugadoras. "Tras 8 años, te das cuenta de lo que has conseguido y de lo que realmente fue. Ahora mismo diría que no sé si veremos de nuevo lo que fuimos capaces de hacer, copar todo el podium (Dementieva oro, Safina plata y Zvonareva bronce). Hemos puesto el listón muy alto a la siguiente generación. Con Elena y Vera sigo en contacto. Somos fantásticas. Conozco a Elena desde que tengo un año; es una persona increíble", admite Dinara.

Safina habló también sobre su hermano Marat. Ambos han sido números 1 del mundo. Estuvo con él durante su entronización en el Salón de la Fama de Newport el pasado fin de semana. "Cuando él jugaba, me encantaba verle. Cuando perdía, estaba incluso más triste que cuando perdía yo. Cuando él sufría, yo también. Odiaba escuchar o leer algo malo de él. Yo sé lo duro que él trabajo y todo lo que tuvo que hacer para poder ser número 1", relataba Safina sobre su hermano.

El propio Marat también tuvo palabras para su hermana, muy a su estilo. Preguntado por quien era mejor de los dos, Safin lo tenía claro: "Qué pregunta más estúpida. ¡Ella, por supuesto!", respondía. Safina admitía que apenas pudieron conocerse bien en sus años de tenistas. "Nunca nos veíamos nuestros partidos. Primero, él estuvo viviendo en España, y cuando fui yo, él empezó en el circuito. Apenas algunas semanas al año en los Grand Slams y en algún Masters".

Safin lamentaba esto al hilo de lo que comentaba su hermana. "Una lástima que no pudiéramos pasar más tiempo juntos y que no pudiéramos comprendernos mejor. Hasta cierto punto ni siquiera nos hemos sentido como hermanos porque hemos estado separados durante mucho tiempo. Ahora finalmente la estoy pudiendo conocer", reconocía Safin.

Comentarios recientes