Serena ahuyenta cualquier duda

52 minutos, 15 juegos y una victoria. Así fue la jornada de trabajo para Serena Williams, que aniquiló a su rival, la alemana Annika Beck (6-3 6-0), para sellar su pase a los octavos de final. La de Michigan no dio opción a su oponente, compensando el sufrimiento que pasó ante McHale. 57 puntos a 26 es el resumen perfecto del encuentro, que no tuvo historia y que coloca a la número 1 como principal favorita a la victoria, el que podría significar su 22º grande y su 7º Wimbledon.

Comentarios recientes