David Ferrer se despide de Wimbledon

El alicantino cede en segunda ronda ante un Nicolas Mahut que brilla sobre la hierba. Primer Grand Slam de la temporada que se queda sin pisar la segunda semana.

El reto era mayúsculo, no lo vamos a negar, pero eso no nos quita la terrible decepción de ver perder a David Ferrer. Una de los mayores especialistas sobre hierba, como es Nicolas Mahut, representa ese tipo de dificultades que entraña siempre encarar un Grand Slam. En este caso le tocó al español enfrentarlo en Wimbledon, apenas en una segunda ronda, y terminar así pagando el precio de la tremenda habilidad del francés (6-1, 6-4, 6-3). Una derrota que impide al español, por primera vez esta temporada, alcanzar la segunda semana en este tipo de torneos.

Veníamos ya de una difícil tesitura de 3-1 en contra de la jornada, aunque remontable. Había que salir a pista sin pensar en esos cuatro juegos y eso fue algo que no puedo lograr el de Jávea. De hecho, hoy en la reanudación no pudo apuntarse ni un juego más en ese primer parcial. El 6-1 de arranque exponía de manera clara quién era el favorito dijera lo que dijera el ranking (37 puestos de diferencia). El segundo asalto estuvo algo más equilibrado, hasta se repartieron un break para cada jugador, pero con 5-4 y Mahut al resto, una doble falta condenó a David a quedarse en la cuerda floja. Para rematar, la lluvia aparecía de nuevo y hacía de aquella una situación límite.

El público, sin embargo, no paraba de animarle. Algunos gritaban ‘David’, otros apostaban por ‘Deivid’, pero en todo momento tuvo el número 14 del mundo un hombro donde apoyarse cada vez que miraba a la grada. Luego, sobre la pista, todo cambiaba. El saque del francés y sus aproximaciones a la red le hacían daño en cada intercambio, siendo incapaz de frenar el talento del galo desde el fondo de la pista. La tercera manga en seguida cogió una dirección a favor de Nicolas, quien tomó las riendas de un encuentro que tuvo controlado en todo momento. No cesaría su empeño de remontada el español, pese a que ya era demasiado tarde.

Desde Wimbledon 2014 que David Ferrer no caían en una ronda tan temprana en Grand Slam. Precisamente, la última vez que participó en el All England Club, ya que en 2015 se lo perdió por lesión. Era precisamente esto lo que más le motivaba al alicantino, la oportunidad de ganar más puntos (no defendía ninguno) y luchar por regresar a un top10 que apenas tenía a un par de pasitos. No podrá ser, la hierba ya es agua pasada, toca centrarse en lo que resta por delante. La temporada más difícil de Ferrer sigue su curso, aunque todavía queda tiempo para intentar enderezarla. No perdemos la fe.

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes