Guillermo Vilas: “Djokovic trabajó mucho para llegar a esto”

El argentino confiesa que se dio cuenta desde pequeño que Djokovic “iba a ser buenísimo” y cree que todavía “va a ganar mucho más” en su carrera.

Guillermo Villas fue una de las grandes atracciones del último Roland Garros, como suele ser cada temporada y en cada momento que el zurdo pisa París. El excampeón argentino disfruta cada año yendo a la capital francesa, revive momentos, saluda a sus excompañeros, a los antiguos rivales, a los actuales tenistas del circuito y se pasea por las instalaciones del Bois de Boulogne como si fuera su propia casa.

Vilas tuvo palabras de elogio para uno de sus protegidos, Novak Djokovic, cuando este conquistó su primer Roland Garros, su 12ª torneo de Grand Slam y le hizo conseguir los cuatro majors al hilo el pasado domingo. El argentino no está para nada impactado por lo logrado por el serbio hasta ahora. “¿Si me sorprendió todo lo que ganó? No, para nada. La primera vez que lo vi fue en un partido con Coria, en Roland Garros. Algunos me decían: "Pobre, tiene problemas para respirar", porque se agitaba. Pero ahí me di cuenta de que iba a ser buenísimo. Y va a ganar mucho más”, comenta en declaraciones recogidas por Canchallena en París..

Guillermo, ganador de Roland Garros en 1977, considera que una de las claves de los éxitos del serbio es tener un equipo de trabajo sólido. “Me gustó que siempre siguió trabajando con su equipo y supo encontrar compañías, lo necesario para que todo estuviera alineado en su carrera. Lo que hizo fue espectacular”.

“Soy muy amigo de Djokovic, nos hemos encontrado muchas veces y sé que él trabajó mucho para llegar a esto. Nole tuvo un comienzo bastante difícil en su vida, en un país en guerra, sin nadie que lo ayude. Es algo muy particular cómo empezó a jugar al tenis, pero también hay que tener en cuenta que no hay un solo camino para llegar, cada uno lo hace a su manera”, agregó.

Vilas destaca el poderío mental de un jugador que está en el mejor momento de su carrera en la actualidad. “Es un jugador divertido, que siempre se ríe, pero cuando se enoja más vale no estar cerca. A veces tira una raqueta porque no le gusta cómo está jugando, pero él enseguida sale de eso. Es algo que tiene en su cabeza, es su mente la que lo domina todo”.

El zurdo, ganador de 62 títulos ATP y ex número dos del mundo, avisa que el serbio tiene “mucho por ganar” todavía y, si esto sucediera, podría seguir rompiendo récords personales e históricos del tenis. Ya la visó Guillermo, cuidadín con un tal Novak Djokovic.

Comentarios recientes