Garbiñe a sus primeras semis en Roland Garros

Garbiñe Muguruza logra superar la barrera de los cuartos en París y accede a las semis tras vencer a Rogers por 7-5 y 6-3.

Mucho más fácil parecía de lo que realmente fue. Garbiñe Muguruza ha alcanzado después de cuartos fallidos, sus primeras semifinales en Roland Garros tras bregar ante la combativa y muy inspirada americana Shelby Rogers (108º del mundo) y derrotarla por 7-5 y 6-3 en 1 hora yt 19 minutos. La española fue a contracorriente en el primer set, pero encadenó siete juegos seguidos y pudo dominar con más firmeza el segundo acto.

Había dicho Garbiñe durante el torneo que lo ideal para ella era jugar con sol y en la pista central Philippe-Chatrier. Pues bien, su choque de cuartos tendría como escaparate un día tremendamente gris y otra cancha, la Suzanne Lenglen. En ella Muguruza había sufrido de lo lindo para batir en su estreno a Schmiedlova.

Contra la americana Shelby Rogers (108º del mundo), Garbiñe tenía ante sí una difícil papeleta, mucho más de lo que podía parecer. La de Charleston salió pegando con gran precisión y acierto, especialmente con el revés, dejando sentada en muchas ocasiones a la española. Fruto de ello llegaba en el primer juego la rotura para la americana. Se mostraba terriblemente suelta, jugando con alegría, profundidad y determinación. No parecía que se estuviera jugando ser la primera tenista por detrás del 100 del mundo que accedía a las semis en París.

Rogers mantuvo la ventaja gran parte del set, amparada además en un gran servicio, con el que, o bien tenía bolas francas para rematar el punto, o bien hacía aces, o bien forzaba el fallo de Muguruza, algo nerviosa y desajustada en sus tiros.

La reacción empezó a mascarse en el 4-3. Ahí, Rogers tuvo que salvar dos opciones de rotura con su clásico juego agresivo. Muguruza también dudó y eso ayudó a que la norteamericana saliera del atolladero. La española por lo demás iba ganando sus juegos al saque con relativa comodidad. Cuando servía para el set, Rogers se arrugó y sobre todo Muguruza dio un paso al frente y acertó esta vez sí con el break. Desde ese momento empezó el declive de Rogers. Se fue del partido y las que antes entraban se marchaban o se quedaban en la malla. Muguruza ya no fallaba, gritaba con garra celebrando los puntos. Rogers prácticamente le entregó la manga con 6-5, errando muchísimo, todo lo que no lo había hecho durante el resto del set. La española, 7-5 arriba.

Muguruza iba a extender la racha que había arrancado en el primer set con otros tres juegos más, sumando un total de siete seguidos. La caraqueña, muy agresiva y acertada mientras que Rogers se mostraba perdida, sin confianza y sin guion. El 3-0 parecía una ventaja insalvable ya, pero la americana no había llegado hasta cuartos para rendirse tan fácil. Salvó su segundo saque del set y a continuación rompía el de Muguruza con una retahíla de grandes golpes y 'winners' que recordaba a la Rogers de casi todo el primer acto.

Partido de rachas el que se estaba viendo. Rogers empataba a tres y con intenciones serias de seguir escalando en la manga. Pero Garbiñe dijo hasta ahí y con grandes puntos como un revés en carrera cruzado espectacular, retenía el saque. Fundamental a la postre. La de Carolina del Sur volvió a sufrir un ostensible bajón en su juego, con repetidos errores no forzados y dudas en sus golpes y eso supuso poner una alfombra roja a la española hacia las semis. Muguruza no dudó para cerrar el choque fiel a su estilo y lanzaba la raqueta al suelo después de conectar la derecha ganadora que le daba el pase a sus primeras semifinales en Roland Garros con el 6-3 final. Gran remontada de la española, que supo ser paciente y que fue claramente a más en el duelo ante una Rogers muy brillante al inicio pero que se fue diluyendo mentalmente. Torneazo para ella en cualquier caso.

Comentarios recientes