A Ferrer no le para ni la lluvia

Partidazo tremendo entre David Ferrer y Feliciano López que cayó del lado del alicantino. El de Jávea ya está en octavos de Roland Garros.

En un encuentro interrumpido por la lluvia, David Ferrer apartó a Feliciano López de Roland Garros después de derrotarle por 6-4, 7-6 y 6-1 en un auténtico partidazo de ambos tenistas en los dos primeros sets, ofreciendo un nivel altísimo de tenis y un espectáculo de gran nivel para los espectadores.

Duelo bonito entre dos españoles que tantos y tantos éxitos han dado al tenis español. A priori, las condiciones favorecían a Ferrer que las cinco veces que se enfrentó a Feli en tierra, las había ganado todas, pero el toledano salió especialmente inspirado a pista, rayando a un gran nivel con su saque y desde el fondo. López era capaz de sostener a David en los intercambios y para muestra, el juegazo que se marcó al resto después de sufrir un break en el sexto juego de esta primera manga. Una auténtica clase de defensas y ataques para dejarle en blanco a un Ferrer que se empezó a percatar que tendría hoy que dar lo máximo de sí mismo para derrotar a su rival.

David llevaba el partido a su terreno con larguísimos intercambios y mucho desgaste físico. Apretaba mucho al resto y aunque Feliciano tiraba saques a más de 200 kilómetros por hora, la pelota siempre acababa volviendo. El alicantino rompía de nuevo en el momento adecuado, justo para apuntarse el primer set a su favor.

La segunda manga prosiguió por los mismos derroteros. Veíamos a un David en un muy buen estado de forma, después de unas semanas a un nivel un poco más bajo y a un Feli que estaba inmenso en tierra batida. El encuentro estaba siendo una batalla de tú a tú y un espectáculo para los espectadores. Ferrer salvó una situación complicada al romper cuando Feli sacaba para igualar a un set el marcador y el toledano salvó otra más tarde cuando David dispuso de bola de set. En el desempate, de nuevo más y más igualdad. Fue Ferrer el que consiguió llevarse el gato al agua a la tercera oportunidad que tuvo para apuntarse la segunda manga a su favor.

Ni la lluvia quiso perderse el partidazo que estaban ofreciendo los españoles, que justo interrumpió el encuentro cuando Ferrer rompía el saque a Feli y se ponía con 2-1 arriba. Unas tres horas después, las nubes dieron una pequeña tregua y dejaron que el partido pudiera acabar. El agua caída provocó fallos en los equipos eléctricos y eso no permitió ofrecer el final del encuentro donde Ferrer no dejó a López que ganara ni un solo juego.

En la siguiente ronda, David chocará con el ganador del Berdych-Cuevas que deberá disputarse a continuación con la incertidumbre de si la lluvia lo permitirá. Él, ya descansa en octavos.

Comentarios recientes