Murray: "No creo que el no expresarme en la pista sea bueno para mí"

Andy Murray reconoce que es muy emocional en pista, un aspecto de su personalidad señalado recientemente por Amelie Mauresmo, su exentrenadora

Tras la separación de Andy Murray y Amelie Mauresmo, fue la francesa la que concedió una primera entrevista para profundizar algo más en los motivos de dicha ruptura. Amelie habló para L 'Equipe, donde comentó lo siguiente: "Andy es complejo. En pista, él puede ser todo lo contrario de lo que es fuera de ella. Esto es desconcertante. Yo estaba allí para ayudarle pero tenía la sensación de que no podía avanzar más. Todo el mundo ha podido ver ciertas cosas". Tal y como recoge hoy The Daily Mail, Andy ha reconocido que las emociones le dominan mchas veces dentro de los partidos.

"Es cierto, las emociones me superan a veces en la cancha. Soy emocional, lo sé. Algunas personas dicen que es positivo cuando no muestro mis emociones, cuando las controlo por completo. Pero otros dicen lo contrario. Es muy difícil situar dónde está la verdad. Lo más importante es saber si el hecho de ser muy emocional me hace jugar los puntos mal, si eso me perjudica. He jugado en el pasado partidos donde no he abierto la boca. Y fueron partidos horribles; muchas derrotas. Tienes que encontrar el equilibrio adecuado".

El británico se ha defendido de esa posible relación causal entre calma y rendimiento, sacando a colación sus últimos resultados. "En las últimas semanas he tenido una buena actitud. No creo que estar completamente en silencio sea algo bueno para mí. Tengo una necesidad de expresarme en la cancha. Y eso significa expresar también las emociones positivas".

Cuestionado por cómo se dirige a su box en muchas ocasiones, con gestos malhumorados y agresivos, Andy reconoce no sentirse bien en algunas situaciones. "A veces me siento avergonzado. Hay que tratar de entender que en la cancha pasan muchas cosas. La forma en que reaccionas no está necesariamente ligada a lo que realmente piensas si lo reflexionas. El hecho de que me dirija en dirección a mi palco no quiere decir que esté en contra de mi entrenador o de mi equipo. Es muy a menudo una autocrítica. Abuso de mí mismo. Pero no voy a resignarme a que eso sea inmutable. Desde que era un niño he sido así. Siempre he sido una persona muy competitiva que se frustra consigo mismo cuando pierde".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter