¿Djokovic? ¿Murray? ¿O Nadal? Esa es la cuestión para París

La gira de arcilla en Europa concluye en Roland Garros con un gran título bajo el brazo de los tres grandes favoritos: Djokovic, Murray y Nadal.

Intensa y muy comprimida como todos los años, la gira de tierra batida en Europa que daba comienzo a principios de abril, concluye con la celebración del Grand Slam de esta superficie, Roland Garros. A tenor de lo visto durante estas semanas, se configuran tres grandes aspirantes a levantar la Copa de los Mosqueteros el domingo 5 de junio: Novak Djokovic, Andy Murray y Rafael Nadal. Los tres se han repartido los Masters 1000 sobre arcilla de este año. Los tres con mucha diferencia, han sido los mejores de esta gira.

Vamos a repasar cómo ha sido el camino de los grandes y de los no tan grandes en este periplo rumbo a Roland Garros:

Casablanca y Houston: La semana de transición entre la pista dura americana y la gira pura y dura europea nos dejó los triunfos de los argentinos Federico Delbonis en Casablanca sobre Borna Coric y de Juan Mónaco en la arcilla americana de Houston sobre Jack Sock. Gran semana para el tenis albiceleste.

Montecarlo: El primer Masters 1000 sobre polvo de ladrillo contaba con un cartel de lujo. Djokovic, Murray, Federer y Nadal eran de la partida en el único torneo de esta categoría que no es obligatorio. Mucha expectación por ver el esperadísimo regreso de Roger Federer a las pistas tras el Abierto de Australia. El suizo pudo superar dos encuentros pero en cuartos cedió en un choque de infarto ante el francés Jo-Wilfried Tsonga. La gran decepción la protagonizó Novak Djokovic, que se la pegó en su primer partido ante el checo Jiri Vesely. "Necesito unas vacaciones", casi rogaba tras el partido el serbio.

Por su parte, Rafa Nadal, otrora rey indiscutible del torneo monegasco, iba a avanzando rondas y se iba a medir con un reaparecido Andy Murray, que había pasado de largo por el mes de marzo tras su paternidad. Una espectacular remontada 'made in Rafa', el balear superaba al británico y acabaría levantando su noveno Montecarlo ante un tremendo e inspirado Gael Monfils en la final. Cerrando el partido con un 6-0 que ponía el broche a una gran semana suya y donde todos tildaron el triunfo como el 'renacimiento de Nadal'.

Barcelona y Bucarest: Semana muy desigual con un gran torneo, un clásico en el calendario como Barcelona y otro de perfil bajo como Bucarest. En el ATP 500 Rafa Nadal se iba a medir en la final soñada y totalmente pronosticada desde el comienzo al japonés Kei Nishikori. Entre ambos acumulaban 11 títulos, los dos últimos para el nipón. Rafa volvió a cuajar una semana espléndida, de un gran nivel de tenis y superó en dos mangas a Nishikori en la final. En el evento rumano triunfaba otro español y zurdo como Fernando Verdasco en una final jugada el lunes a causa de la lluvia ante el francés Lucas Pouille, que ya avisaba de su magnífico estado de forma.

Estambul, Estoril y Múnich: Semana más flojita donde se repartía mucho la acción. En Turquía la nota la ponía otro argentino, Diego Schwartzman, que daba la campanada ganando su primer ATP ante un desquiciado Grigor Dimitrov, que se autoexpulsó en el último juego de aquel partido. En tierras portuguesas se vivió una final española entre Nico Almagro y Pablo Carreño con victoria para el murciano cuatro años después de su último título. Mientras que en la fría y nevada Múnich, fue un local, Philipp Kohlschreiber, el que alzaba los brazos como campeón tras vencer al austríaco Dominic Thiem, que perdía una final tras haber ganado las cinco anteriores.

Madrid: En la Caja Mágica se disputaba el segundo Masters 1000 del año en tierra donde lo primero fue la renuncia a última hora de Roger Federer. La buena noticia fue el regreso de Novak Djokovic al torneo tras 2 años de ausencia. El serbio vino con ganas y él fue el que se llevaría el trofeo Ion Tiriac de campeón, deshaciéndose en semis de Nishikori y en la final de Andy Murray, campeón en 2015 y que había ganado contra pronóstico a Rafa Nadal en las semis. El español evidenció un claro bajón en la altura madrileña.

Roma: El Foro Itálico fue testigo de la gran semana de Andy Murray. Si en Montecarlo y en Barcelona fue Rafa y en Madrid fue Djokovic, en la ciudad eterna el escocés fue sin lugar a dudas el mejor, ganando el título sin ceder un set y redondeando una gira de tierra brutal, mejor incluso que la que vivió el año pasado. Djokovic y Nadal se cruzaron en cuartos y en un partidazo salió victorioso el serbio, si bien las sensaciones del manacorí fueron muy buenas. Un Djokovic que avanzó hasta la final a trancas y barrancas echando de nuevo a Nishikori, terminó cediendo ante Murray por un doble 6-3 el domingo. La nota curiosa la puso Lucas Pouille, que se metió en semis habiendo entrado al cuadro principal como 'lucky loser'.

La gira de arcilla por tanto, nos ha dejado a tres colosos con mucho hambre y títulos frescos en las vitrinas, optando a todo en Roland Garros. Y noticias no tan positivas como la de los dos suizos de oro, Federer y Wawrinka. El de Basilea, muy reinqueante con su espalda y sin apenas victorias y el de Lausana con poca confianza, a la espera de lo que haga esta semana en Ginebra. Nishikori también se postula ligeramente por detrás de Djokovic, Murray y Nadal. Muy lejos quedan otros como Berdych, Raonic, Gasquet, Tsonga o Ferrer.

¿Cómo lo veis vosotros? ¿Quién creéis que ha salido más fuerte de la gira de tierra?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes