Djokovic debería haber sido sancionado durante su partido ante Nadal en Roma

El serbio tocó a Carlos Bernardes discutiendo sobre si una bola tocó la línea o no y una regla ATP dice que los tenistas no pueden tocar a los oficiales.

Carlos Bernardes se ve de nuevo envuelto en una polémica y es que en el partido entre Novak Djokovic y Rafael Nadal en los cuartos de final de Roma, hubo una pequeña discusión entre el tenista serbio y el juez de silla en el que se produjo un contacto físico de Novak hacia Carlos y varios medios como The Tennis Island han recordado que hay una regla ATP la cual prohíbe que los tenistas puedan tocar a ningún oficial. De haber seguido esta regla, Bernardes debería haber sancionado a Djokovic con un point penalty, algo que podría haber cambiado el curso del primer set.

El momento se produjo en el primer set. Con 4-2 en el marcador para Nadal, Novak servía con 40-30 para recortar distancias. El mallorquín llegó a una dejada del serbio y conectó una pelota a la línea para llevar a deuce el luminoso. Mientras el público gritaba, los dos miraban fijamente la marca que el aterrizaje de la bola había dejado. No estaba muy claro si había tocado línea o no. Entonces, Bernardes bajó y le dijo a Djokovic que según su criterio, la pelota había tocado línea. Aquí es donde se produce la discusión.

Bernardes señala con el dedo que la bola toca esa parte de la línea. Es entonces cuando Djokovic agarra el brazo del juez de silla y lo retira hacia atrás mientras grita: "¡No lo toques!", ya que pensaba que Carlos estaba tocando el bote. Tal y como René Denfeld cuenta en su artículo, la regla ATP que habla sobre los abusos físicos detalla claramente que los tenistas no pueden tocar a nadie dentro de la pista.

"Los jugadores no deben abusar físicamente en ningún momento de un oficial, espectador u otra persona dentro del recinto del torneo. A los efectos de esta regla, se entiende por abuso físico el tocar sin autorización a un oficial, oponente, espectador y otra persona", reza la regla, que también dice que si este incidente ocurriera durante un partido, el tenista debería ser sancionado con un point penalty. Esto quiere decir que Nadal se hubiera puesto con ventaja en aquél juego, dándole la opción de poder romper y ponerse con 5-2 arriba. Djokovic no fue sancionado por Bernardes y el serbio salvó aquél juego y puso el 4-3 en el marcador.


Claramente, el toque de Djokovic a Bernardes queda lejos de un abuso físico, pero la norma detalla que por abuso se entiende cualquier toque sin autorización por lo que todo este incidente deja varias dudas en al aire sobre qué debería haber hecho Carlos Bernardes ya que el juez de silla no siguió o no quiso seguir la regla ATP.

Preguntado sobre este momento en rueda de prensa, Novak no quiso referirse a su toque hacia Carlos. "No quiero sonar excéntrico pero he visto que él había tomado una mala decisión. Después del partido se ha acercado a mí y me ha dicho que la pelota había sido mala, lo cual yo ya lo había visto, pero él no. No pasa nada, todo el mundo comete errores. Lo único que me molestó es que Carlos estaba tocando la marca y la línea. No sé, estaba creando su propia marca. Por eso le dije que por favor no la tocara, eso es todo", explicó el de Belgrado.

Tras ver las imágenes, parece que si en efecto Bernardes estaba tocando el bote de la pelota, estaba cometiendo un error ya que eso es algo que no pueden hacer los oficiales, además de que la bola parecía que había sido mala. Djokovic también se equivoca ya que aunque tiene razón de que el juez de silla no debería haber tocado la marca, no tenía que haber entrado en contacto físico con él para evitar más líos con la posible aplicación de esta regla de abuso físico. Podría haberse limitado a llamar al Supervisor de la ATP para que acudiera y haberle explicado que Bernardes había tocado con el dedo el bote y haber solucionado esto de la manera correcta. Quedará de todas formas a juicio de cada uno sobre lo que debería haber ocurrido en ese momento.

Comentarios recientes