Novak Djokovic: “Me siento fresco para la final”

El tenista serbio confiesa que la igualdad ante Kei Nishikori le vino bien y coincide en la gran mejoría de Andy Murray sobre tierra batida.

Una nueva final para Novak Djokovic esta temporada. Y ya van cinco en siete torneos disputados. El serbio vuelve cinco años después al desenlace del Mutua Madrid Open y lo hace sin ceder un solo set en el camino. El último en intentar frenarlo fue un Kei Nishikori que fue de menos a más pero que tampoco le sirvió para tambalear al número uno del tenis mundial. Precisamente sobre ese final del encuentro de semifinales habló el de Belgrado en rueda de prensa.

"Cuando uno se enfrenta a un gran jugador sabe que debe aprovechar cada oportunidad que se presente. Lo que ha pasado hoy en la recta fácil, al concluir el partido, es que con 40-0 hago un par de dobles faltas, Kei hace un par de buenos puntos y dejo escapar la oportunidad. No debería de haber sucedido. Pero estoy feliz con la forma en que manejé el siguiente juego, jugando un tiebreak muy sólido. Mentalmente, cruzar estas situaciones particulares resulta muy bueno para la confianza”, explicó el balcánico.

Hemos ido viendo durante la semana grandes partidos de tenis con un Milos Raonic que jugó de manera brillante, en unas condiciones que no le son las más favorables, pero que aun así acabó impotente al ver la distancia en la que se encuentra Novak del resto de vestuario. A Kei Nishikori anoche le pasó algo parecido, fue remar para morir en la orilla. Hoy Andy Murray se viste de último reto en el camino del serbio, una barrera que ha pasado de inofensiva a peligrosa sobre polvo de ladrillo.

Andy ha mejorado enormemente sobre tierra batida el último par de años. Ganó este torneo el año pasado contra Nadal y esta edición le ha vuelto a vencer. En el pasado, esta no ha sido su superficie preferida pero trabaja muy duro y siempre tratar de mejorar, es más paciente en los intercambios y en la generación del juego, se mueve mejor y se desliza mejor en el campo. Por mi parte, me siento físicamente fresco para mañana”, analizó el número uno ante la prensa.

Nole también habló sobre las siete horas de diferencia que se dieron entre una semifinal y otra, provocando que un jugador llegue más descansado que el otro a la final. "Es un poco extraño, debo decir. Hay algunos factores relacionados no sólo con los jugadores que pueden afectar a la planificación, como pueden ser la televisión y muchos otros asuntos que están fuera de nuestro campo, obviamente, también el interés del propio torneo Por lo tanto tenemos que aceptarlo, pero seguro que es mejor que esta distancia entre las dos semifinales se viera reducida”, subrayó.

Comentarios recientes