Novak Djokovic: “En Madrid me he sentido como en casa”

El serbio zanjó su semana fantástica con una rueda de prensa cargada de sonrisas. “Estos tres años sin venir a Madrid han pasado muy lentos”.

Cinco victorias y un título. Novak Djokovic cerró el telón a una semana mágica en el Mutua Madrid Open capturando su 29 Masters 1000 y celebrando en la capital española su título número 64. Todo es felicidad en el círculo del serbio, quien aterrizó en rueda de prensa con una amplia sonrisa, demostrando que ya tenía ganas de regresar a España el año que viene.

“No había jugado en Madrid desde 2013 y ha sido un tiempo que ha pasado muy lento. Todo el mundo me ha recibido muy generosamente, haciéndome sentir como en casa. Me he divertido mucho, creo que tiene una organización tremenda y eso provoca que todos los jugadores estemos listo para dar el 100%”, subrayó el flamante campeón.

Por supuesto, Djokovic también habló de la gran final. “He empezado muy bien, un tenis terrorífico. En el segundo set ha sido más ajustado, con algunos errores no forzados, incluyendo un par de dobles faltas. Él se ha apoyado en su saque y un primer golpe muy agresivo hasta que dos horas después el marcador estaba 1-1. En el tercero ambos nos hemos roto los saques hasta que en los últimos juegos he vuelto a rendir a un nivel alto, aunque me ha costado mucho cerrar el duelo porque sabía que si dejaba que Andy rompiera mi saque todo se iba a complicar después”, analizó e número uno del mundo.

“Prefiero jugar siempre como lo he hecho en el primer set pero llegas a los momentos tensos y te pones nervioso. Ahí intentas, por ejemplo, tirar más globos y superar lo antes posible esos momentos. Depende también de tu rival o la superficie, pero en el último momento creo que he intentado tirar más de estrategia y evitar los peloteos largos. Aunque esto no siempre funciona. Hay que obligar a tu oponente a jugar siempre un punto extra”, explicaba el de Belgrado acerca de su táctica.

Muchos tenían dudas sobre si Novak estaría aquí a su máximo nivel después de su resbalón en Mónaco. Suponemos que ha quedado claro. “Si en Montecarlo perdí fue por algo. Necesitaba un tiempo para recargar las pilas y en estas tres semanas me he preparado de manera fantástica para estar listo aquí en Madrid. Este título me ayuda a aumentar mi confianza para Roma y, sobre todo, de cara a Roland Garros”, confesó.

Uno de los aspectos más confortables de la final fue ver la amistad que une a Novak y Andy desde hace años, curiosamente desde que se enfrentaran en esta misma pista hace una década. “Diez años después somos los dos mejores jugadores del mundo. En aquel momento parecía como un reto enorme para nosotros. Ambos lo hemos intentado y hemos conseguido dejar nuestra marca en el mundo del tenis y compartir mi carrera con alguien con quien guardo una gran amistad y una buenísima relación fuera de la pista. Siempre me ha gustado mirar atrás para recordar estos momentos, creo que lo realmente bonito de estos momentos es demostrar nuestra parte más humana dando un mensaje positivo a todos los jugadores jóvenes del tenis”.

Por último, la prensa le recordó al balcánico sobre su récord de 64 títulos, igualando a leyendas de la talla de Sampras o Borg. “Es algo que me alegra mucho y me hace sentir muy orgulloso. Es genial poder ir de la mano en el deporte con gente como ésta. Cuando yo era pequeño recuerdo a Sampras como el auténtico dominador, es una motivación extra llegar a estas fases y pensar en cosas tan bonitas como ésta”, concluyó.

Comentarios recientes