¿A quién le apetece ganar Madrid?

Madrid está sufriendo en 2016 una escabechina de favoritas brutal que deja el torneo en manos de Halep, Carla Suárez o de alguna otra preparada para ganarlo.

La temporada 2016 está siendo sin duda una caja de sorpresas continua en el circuito WTA. Parecía que Victoria Azarenka instauraba el comienzo de su dominio en Estados Unidos pero la llegada de la tierra ha vuelto a poner las cosas en un total desorden. Tras los torneos de Dubái y Doha donde pocas favoritas se atrevieron a llegar lejos, ahora en Madrid la película se repite y en versión extendida y sin censura. Ya en 2010 una tal Aravane Rezäi, sin ser cabeza de serie, la lió pero bien ganando el torneo contra todo pronóstico. ¿Qué nos deparará la edición de 2016 de aquí en adelante?

La criba de preclasificadas está siendo un auténtico exterminio. De las 16 que arrancaron el torneo, en octavos de final solo quedaban 4. Y en cuartos de final como máximo 2. Una, la rumana Simona Halep y la otra Carla Suárez si consigue doblegar a Sam Stosur. ¿Pero dónde están Petra Kvitova, Victoria Azarenka, Agnieszka Radwanska, Angelique Kerber, Garbiñe Muguruza o incluso Serena Williams? Es poco menos que increíble que ninguna de ellas se haya plantado en cuartos, solo dos de ellas hayan llegado a octavos. Esto, a menos de tres semanas de que dé comienzo el Grand Slam de la tierra batida, Roland Garros.

Serena Williams se bajó a última hora del torneo, Kerber cayó en primera ronda con Strycova, Radwanska con Cibulkova, Muguruza en segunda con Begu, Azarenka con problemas físicos no ha presentado en octavos ante la 130º del mundo Chirico, Kvitova, la campeona defensora, a la calle ante la nerviosa Gavrilova. La lista es mucho más extensa, incluyendo ilustres nombres como los de Ivanovic, Kuznetsova, Jankovic o Safarova.

Puede ser de nuevo la hora para que jugadoras venidas de atrás den la campanada. La gesta que llevó a cabo la iraní pero nacionalizada francesa Aravane Rezäi en 2010 sin ser cabeza de serie está alcance de unas cuantas a partir de ahora. La gran favorita parece ser la rumana Simona Halep, pero hacer cábalas con este torneo es bastante desaconsejable. ¿Por qué no Cibulkova y su carácter tremendamente luchador? ¿O la tremenda pegada de Madison Keys que con la altura de Madrid puede equilibrar su poco bagaje en tierra? ¿Gavrilova y su carácter incansable y eléctrico? ¿Una renacida Cirstea? ¿O sorpresas mayores como Tig, Begu o Chirico?

Ante todo, la gran opositora a Halep se llama Carla Suárez, es la única tenista local que queda y en su experiencia en tierra y en su revés a una mano puede tener la llave. Ya aprovechó en Doha para levantar el trofeo ante un cuadro desolado de las mejores tenistas, ganando a una jovencísima jugadora como la letona Ostapenko. Su rival de octavos, Sam Stosur es también una buena alternativa. Veterana, terrícola y con ganas de hacer de nuevo algo grande.

¿Quién da más? Todos los ingredientes están sobre la mesa para que el domingo haya sorpresa y de las buenas en Madrid. Lo que llevamos de torneo ya está siendo memorable. Vaya gira de tierra nos espera por delante...

Comentarios recientes