Alexander Zverev: “Espero que la #NextGen podamos dar mucha guerra”

El joven alemán cumplió ayer 19 años y espera dar mucho que hablar en el futuro. Confiesa que en los entrenamientos siempre pierde con su hermano Mischa.

No hay mejor manera de celebrar tu cumpleaños que con una victoria. Así de bien le fue ayer a Alexander Zverev en el Conde de Godó 2016 en su encuentro ante Bellucci, del cual obtuvo el billete para los octavos de final. Con 19 primaveras ya en su registro, el de Hamburgo asegura que la #NextGen está preparada para dar guerra y que espera que alguno de ellos consiga alcanzar el número uno del mundo.

"Un gran regalo, ya lo creo”, declaró Zverev al Diario del Torneo catalán tras recibir una tarta de felicitación por parte de Albert Costa y el resto de organización. “Ahora que lo pienso, creo que nunca he ganado en el día de mi cumpleaños. Y además estoy muy feliz de haberlo hecho ante un jugador como Bellucci, que es un gran especialista en tierra batida", añade.

Alexander, inmerso en su segundo torneo de arcilla de la temporada, visita por primera vez la Ciudad Condal, la cual no ha tenido tiempo de visitar. "No he podido conocer mucho de Barcelona. Llegué el sábado y estuve entrenando el domingo. La verdad es que no tengo nada de tiempo para visitas. Espero tener alguna oportunidad cuando acabe de jugar, ya que luego estaré otra vez de viaje a Múnich, donde juego la próxima semana. Así es el Tour, muy exigente. No podré ni celebrar mi cumpleaños", confiesa con tristeza.

Zvrev representa una de las armas más peligrosas de la #NextGen, un grupo de teenagers que la ATP ha encajado en un perfil de futuras estrellas de este deporte. "Tenemos un grupo de gente muy potente, pero ya veremos quién llegará al número uno y si será uno de nosotros. Espero que sí, que demos mucha guerra y que podamos conseguir buenos resultados".

Personalidades como Rafael Nadal, con el que enfrentó en el pasado torneo de Indian Wells, ya ha dejado caer que Zverev es carne de número uno mundial. "Si lo dice Rafa significa mucho para mí. Él ha estado en el trono y es uno de los mejores de todos los tiempos. Me honra que lo diga y piense así, pero creo que estoy muy lejos de conseguirlo", asevera.

"Mi objetivo es mejorar y mejorar. Está claro que un día quiero estar en la cima, pero de momento toca trabajar duro y obtener buenos resultados en los torneos grandes", manifiesta el de 19 años, instruido desde sus inicios por su padre, Alexander Zverev Senior. "Mi padre es uno de los mejores entrenadores del Tour. Es un crack. Ha metido a dos jugadores, sus dos hijos, en el top50. Espero ser el tercero una vez termine el Barcelona Open Banc Sabadell", afirma el actual número 51.

"Empecé muy pronto a jugar al tenis, pero cuando era muy pequeño la que me entrenaba era mi madre, ya que mi padre siempre estaba viajando junto a mi hermano. Nunca me forzaron a jugar al tenis. Para dedicarse a esto es imprescindible tener ganar. Si no, no llegas a ningún sitio. Yo les estoy muy agradecido a mis padres. Empecé jugando a hockey hierba y fútbol, pero ellos tuvieron mucho que ver para que me decantara por el tenis", recuerda el tenista germano.

Como anécdota, Zverev dejó patente cuál de los dos hermanos está por encima del ranking, pero también aceptó que cuando se enfrentan entre ellos no se reproduce sobre la pista. "Nos llevamos muy bien y me ayuda mucho. Pero cuidado porque en los entrenamientos siempre es Misha el que me gana", concluye 'Sasha', quien buscará en unos minutos su pase a los cuartos de final frente a Jaziri.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes