Nicola Kuhn: "Mi juego tiene un poco del de Djokovic"

Es uno de los tenistas juniors españoles que más ilusiones despierta. A sus 16 años, Kuhn se fija en el espejo de Ferrero o Ferrer para seguir mejorando.

Nicola Khun es uno de los jugadores españoles junior que más esperanzas despierta en nuestro país. Con sólo 16 años, este chico de origen alemán ya fue nombrado mejor jugador de la pasada Copa Davis Junior disputada en Madrid, donde se reunieron todos los mejores jugadores del mundo de edad junior con nombres que ya empiezan a sonar como Felix Auger Aliassime, Denis Shapovalov o Alex de Miñaur. Kuhn, que entrena en la Academia Juan Carlos Ferrero Equelite, atendió a Industria del tenis nada más ganar el ITF disputado en la Academia.

"Ha sido una muy buena semana en cuanto a sensaciones. Ganar trofeos siempre da confianza sabiendo que el cuadro es complicado", cuenta Nicola. "Cuando se hace el trabajo adecuado, los resultados siempre suelen llegar. Quizá no directamente, pero sí a la larga", añade.

Su temporada está empezando a remontar después de un inicio de año un tanto complicado. "Empecé el año de forma regular ya que en Australia tuve una lesión. Mi pretemporada fue buena y eso permite que los resultados vayan llegando. Ha sido muy importante ganar estos dos torneos de forma consecutiva en Vinaroz y Villena", asegura Kuhn, que admite que la clave está en trabajar y ser constante y aceptar las cosas según te vayan llegando.

El espejo en el que se mira Nicola es en el de dos tenistas de la tierra. Uno es David Ferrer y el otro, el que da nombre a la Academia en la que trabaja, Juan Carlos Ferrero. "Me gustaría heredar la humildad de los dos. Para mí son dos ejemplos muy claros a seguir", reconoce Kuhn, que admite que conforme se acerca a la mayoría de edad, su día a día se está haciendo más complicado. "Por la mañana voy al colegio, de 8:30 a 10:30. Después entreno durante todo el día y duermo en la Academia. Es complicado compaginar estudios y tenis ya que hay pocos colegios que tengan planes que permitan hacer las dos cosas a la vez".

Sobre los objetivos que se marca para este año, Kuhn lo tiene claro. "Quiero jugar más Futures. El año pasado ya obtuve mi primer punto ATP y quiero ir en esa línea. Mi objetivo es ser top 600 y top 10 junior. Si todo va bien, jugaré Roland Garros, estoy cerca de conseguirlo", cuenta.

Para concluir, Nicola se define a sí mismo como jugador. "Mi juego tiene un poco del de Djokovic. Sé que son palabras mayores pero espero llegar a tener una base como la suya. También me gusta cómo jugaba Ferrero. Aprendo mucho de él y de todo el equipo de la Academia que están haciendo un gran trabajo conmigo".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes