Murray: "Estoy desinflado desde la Davis, no sé por qué"

El británico número dos del mundo sigue a trancas y barrancas su camino en Montecarlo, pero reconoce estar "apagado". Raonic es su siguiente piedra.

Modo superviviente 'on'. Así se encuentra Andy Murray transitando por la arcilla del Masters 1000 de Montecarlo. Dos partidos y dos batallas hasta el tercer set, la última ante Paire yendo 2-6 y 0-3 con doble break. Si le sumamos el gris mes de marzo que hizo, nos sale un Murray atascado, apático, sin identidad clara. Él mismo lo dice, como recoge ESPN.com: "Estoy algo desinflado desde la Davis. No sé por qué, pero me siento así realmente".

Paternidad, inactividad y ahora dificultad. Dificultad para sacar buen tenis de su raqueta. Admite estar muy feliz fuera de la pista como es lógico con el nacimiento de su primera hija. Pero dentro de la cancha es un mar de dudas. Como si hubiera perdido la ambición y las ganas de ganar. Federer y Djokovic sacaron adelante sus paternidades bastante bien. A Murray parece que se le está atragantando en exceso.

"Me está faltando consistencia y estar más concentrado. Son distracciones inadmisibles en tierra batida, no me las puedo permitir", comentaba el escocés tras su agónica victoria sobre el imprevisible francés Benoit Paire. "Seguro que no fue mi mejor partido, pero supe aprovechar mis oportunidades. Pelee todo lo que pude y finalmente pude encontrar el premio de la victoria", reconoce Murray.

"Benoit jugó un gran partido y yo me encontré apagado. No me había visto las caras con él nunca y ciertamente tiene una forma de jugar nada fácil de descifrar", analizaba Murray al francés. "Sube a la red, hace dejadas continuamente, le pega brutal de revés... Es complicado entrar en ritmo contra alguien así".

Lo fundamental para el tenista de Dunblane es que sigue con vida en el torneo monegasco. Y lo lógico es que vaya cogiendo confianza y se quite las telarañas que su raqueta y su mente parecen todavía tener. "En este momento cualquier victoria suma. Con toda la gira de tierra por delante. Podré ir viendo que funciona y que no. Espero ir poco a poco jugando mejor", avisa el escocés quien tendrá al cañonero canadiense Milos Raonic como rival al otro lado de la red en los cuartos de final.

Comentarios recientes