David Ferrer: "Es imposible que Nadal se haya dopado"

El alicantino repasa su inicio de temporada, comenta que afronta con ilusión la temporada de tierra y aspira a competir en Rio de Janeiro.
 

David Ferrer tuvo un acto con uno de sus patrocinadores en Madrid y aprovechó para hablar con la prensa sobre su estado de forma, su inicio de año y lo que queda por delante. Sobre el arranca de temporada, Ferrer se sinceró y comentó que no está logrando los resultados que hubiera deseado.

“No está yendo todo lo que bien que esperaba , pero estoy trabajando e intentando buscar un buen nivel. En la gira de Sudamérica y la última semana en Miami no pude sacar los partidos adelante, pero estoy tranquilo, contento con lo que hago, con mi trabajo e intento mejorar”, explicó el alicantino en palabras recogidas por Mundo Deportivo.

La próxima semana, con el Masters 1.000 de Montecarlo, llega la temporada de tierra batida, unas semanas donde históricamente Ferer ha sacado una buena dosis de puntos. “Estoy con ganas de jugar bien, con ganas de hacer una gira buena ahora que los viajes son cortos, voy a jugar en Barcelona y Madrid y eso ayuda porque estás en casa. Tengo ilusión, me lo paso bien con lo que hago y voy a intentar hacerlo bien”.

El próximo mes de agosto se disputarán los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro y poder participar es uno de los máximos retos del alicantino. “Para mí, serían mis terceros Juegos y tengo 34 años e igual últimos, así que me hace mucha ilusión y el objetivo es estar ahí, el primer objetivo es poder jugarlos”, expresó Ferrer.

Esta semana, Ferrer también fue uno de los protagonistas que pasó por los micrófonos de Radio Marca. Allí, el alicantino mostró su rechazo ante las acusaciones de dopaje sobre Rafa Nadal. "Es imposible que Nadal se haya dopado. De lo único que puede dar positivo en un control es de cheetos. Todo el sacrificio que ha hecho toda su vida, todo lo que significa para el tenis, el embajador en el que se ha convertido a nivel mundial y que llegue una política sin tener ningún conocimiento de causa y hable por hablar es intolerable".

El número ocho del mundo, consultado por el estado de forma actual del balear, no dudó en aclarar que los aficionados están mal acostumbrados. “El año pasado acabó el cinco del mundo, pero como estamos acostumbrados a que acabe uno o dos y ganar titulos parece que como que es un fracaso y no lo veo así. Rafa sigue trabajando, disfrutando y está arriba con opciones de ganar Grand Slams, pero no siempre es posible”.

Comentarios recientes