Previa Final Miami: Victoria Azarenka vs Svetlana Kuznetsova

La bielorrusa llega de ganar en Indian Wells y la rusa es el último obstáculo para lograr el doblete. Ambas saben lo que es ganar en Crandon Park.

El torneo de Miami no tendrá una campeona inédita. Esto ya lo sabíamos hace unas cuantas horas, solo falta saber quién se recoloca la corona. Victoria Azarenka, la mujer del momento, la gran raqueta a batir, busca apurar su gran estado de forma con su segundo Premier Mandatory al hilo. Svetlana Kuznetsova, la aspirante al título, la contragolpeadora rusa, una jugadora con la que siempre hay que contar, intentará multiplicar su sorpresa tras desembocar en la gran final. Un choque entre dos tenistas de raza con Florida como lugar de asalto.

La manera en la que llegan estas dos contendientes se parecen tanto como un radiador y una lámpara. Nada. La bielorrusa ha aprovechado muy bien las bajas de su parte del cuadro (como en Indian Wells) pero también ha sabido echar abajo las oposiciones de amenazas como Garbiñe Muguruza o Angelique Kerber, números cuatro y dos del mundo respectivamente. Todavía no sabe lo que es ceder un set esta semana, todo lo contrario que la rusa, quien ha capturado sus tres últimas victorias con aires de remontada tras entregar el primer parcial. Kuznetsova solamente se vio las caras con una top10 esta semana, pero una que valía por diez: Serena Williams.

Hablar hoy en día de Azarenka es hablar de una mujer que aspira a lo máximo. A ganar a cualquiera y a conquistar el torneo que se proponga. Campeona en Brisbane, en Indian Wells y un resbalón inesperado en Australia. Pese a aquella decepción, los credenciales de la rusa están en ser la única que aspira a ganar su tercer título este año y ser la raqueta con más victorias del curso (21). En su mano está la de cerrar su paso por Florida en lo más alto de la Race y con su segundo Premier Mandatory consecutivo. Todos los focos apuntan desde que arrancara el curso a la de Misnk, recordando la magia que le hizo conquistar hace tiempo dos Grand Slams y gobernar el circuito femenino. Visto lo visto, parece que Vika estña siguiendo sus mismo pasos.

Enfrente, Kuznetsova. Tan peligrosa como irregular. Tras marcharse de California sin victorias, pocos contaban con ella en Crandon Park. Poco a poco, ronda a ronda, la de San Petesburgo fue apilando granitos de arena hasta que, de repente, uno de las esquinas del cuadrilátero final ya lucía su nombre. Svetlana empezó 2016 con un buen título en Sidney y unas palabras que, quizá, ahora no se recuerden con demasiada placidez. “Estoy más madura que nunca, quiero ganar un Grand Slam”. Un torpedo en su propio barco que se tradujeron en un túnel sin luz que le impidió volver a sumar dos triunfos consecutivos hasta llegar a Florida. Allí donde en 2006 levantaba el trofeo tras apartar a Sharapova en la final.

Ocho enfrentamientos previos y la balanza equilibrada 4-4. Cierto es que los tres últimos choques fueron a parar a las arcas de la bielorrusa, aunque aquí en Miami cada una venció en una ocasión a la otra. En pista dura, 3-2 para Azarenka. Será la primera vez que se midan en una final y no será en una final cualquiera. Ambas ya saben lo que es salir campeonas de Miami pero ya saben que de ganar no se cansa uno nunca. El premio para Azarenka será el de enlazar los dos primeros Premier Mandatory de la temporada, algo que desde Kim Clijsters en 2005 lo consigue nadie. Para Kuznetsova, la posibilidad de regresar, tras mucho tiempo, a ocupar un lugar en el top10.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes