Previa Final Miami: Novak Djokovic vs Kei Nishikori

El número uno del mundo opta a empatar los seis título de Agassi en Miami. El japonés suela con levantar su primer Masters 1000.

Qué similares pueden ser las llegadas de dos hombres a una misma final y que diferentes sus objetivos. A corto plazo, tanto Novak Djokovic como Kei Nishikori solo tienen una única meta en su cabeza: conquistar el Miami Open 2016. Pero a página vuelta, el serbio y el japonés optan a escribir páginas muy diferentes en los libros de historia. El serbio, tras un inicio espectacular de temporada, tiene en su mano convertirse en el hombre con más Masters 1000 de todos los tiempos. El de Shimane, en cambio, todavía pelea por lograr el primero.

La semana de Djokovic ha sido muy tranquilita. Sobra con decir que todavía no ha perdido ni un solo set. De hecho, no cede un parcial desde la primera ronda del torneo de Indian Wells ante Bjorn Fratangelo. Todo en orden (?). En Florida ha visto cómo Edmund se gustó, cómo Sousa peleó y cómo Thiem le perdonó. Hasta Goffin tuvo sus chances, pero nada. Nishikori, en cambio, prefirió guardarse todo el sufrimiento en una misma ronda, los cuartos de final ante Gael Monfils. Allí el francés llegó a tener hasta cinco pelotas de partido, pero el de Shimane apretó fuerte los dientes y ya lo ven, ahora está en la segunda final de Masters 1000 de su carrera.

Los datos del número uno son tantos que los periodistas nos vemos obligados a actualizarnos cada semana. Cabe destacar, por encima de todo, que Miami es el Masters 1000 donde más victorias suma el balcánico, además de ser el primero donde opta a capturar seis entorchados. En total, en torneos de esta categoría, lleva 21 triunfos al hilo, desde que perdiera la final de Cincinnati ante Roger Federer no ha vuelto a caer. Pero si hay un dato que sabe especialmente bien sería el de convertirse en el primer hombre en acumular 28 títulos de Masters, algo que parecía inalcanzable para él hace una década. Hoy, una sola victoria le separa de comandar esta clasificación.

El gran problema de Nishikori es, sin duda, su rival. En mayo de 2014 todos recordemos donde tenía el japonés a Rafa Nadal sobre la arcilla de Madrid, solo la mala suerte de las lesiones pudo con Kei y le regaló al español su cuarta corona en la capital. Esta tarde la oportunidad de vuelve a presentar, aunque sea ante el mejor jugador del mundo. El tenista asiático buscará su duodécimo cetro profesional, aunque si estudiamos los antecedentes, observamos que solamente una vez logró capturar un trofeo habiendo un top10 a otro lado de la red (Tokyo 2014, contra Raonic). Un dato que refleja la flaqueza de Nishikori en las grandes citas ante grandes jugadores.

Ocho duelos previos con un claro 6-2 a favor de Nole. Las dos victorias del japonés fueron sobre cemento, por supuesto. Aquí en Miami ya se vieron las caras hace dos temporadas, aunque un walkover de Kei a última hora impidió que llegaran a cruzar sus espadas. Nunca se midieron en una final y esto, precisamente, no es una buena noticia para el tenista nipón. Él mismo lo ha dicho: “Me conformo con hacer un buen partido, no tengo nada que perder”. Visto lo visto, este objetivo ya sería un auténtico triunfo ante un hombre que cada vez que entra a una cancha de tenis se deja la piedad en casa.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes