Entrenando con Novak Djokovic

Eric Butorac, doblista estadounidense, cuenta en un blog de tenis la experiencia que vivió el pasado Us Open durante una práctica con el serbio.

“Acababa de perder un partido de tercera ronda del Us Open 2015 con mi compañero Scott Lipsky ante Jean-Julien Rojer y Horica Tecau (7-6, 7-5). Esa pareja acabarían siendo los números uno a final de la temporada. En aquel momento estaba en el vestuario, situado en una esquina trasera y la televisión allí presente conectaba con la pista en la que habíamos jugado. Seguramente, alguien habría estado viendo nuestro partido”. Así empieza el relato de Eric Butorac en el blog Tennis Universal sobre un bonito episodio que le ocurrió en Flushing Meadows hace ya siete meses. Un capítulo que tiene que ver con el número uno del mundo, Novak Djokovic.

“De repente noto un golpecito en el hombro. Me giro. Era Boris Becker”

BB: Gran partido Eric, mucho nivel.

EB: Sí, gracias (respondí abatido)

BB: No, en serio, fue un gran encuentro, todo se decidió en un par de punto.

EB: Sí, como la mayoría (tenía pocas ganas de hablar, la verdad).

BB: Escucha, te conozco y sé que acabas de perder, pero Novak juega mañana contra Feliciano López y necesita practicar hoy con un zurdo. ¿Te importa?

EB: Sí, por supuesto (respondí completamente sudado, asfixiado después de dos horas de batalla y dolorido por unas graves molestias en la cadera)

BB: Nos vemos en una hora en la Pista1.

“Salí del vestuario, crucé unas cuantas pistas de entrenamiento vacías y llegué por fin a la Pista1, ya poblada de cientos de personas que querían ver a Novak. Esto era posiblemente lo que menos me apetecía después de perder aquel partido y, sin embargo, ahora es lo que más recuerdo de aquella experiencia en el Us Open. Estaba acostumbrado a practicar con los mejores jugadores del circuito, son las ventajas de ser zurdo y las necesidades de todos aquellos que tienen que enfrentar ante uno. La mayoría de estas experiencias fueron bastante relajas, con Federer la más informal de todas”, prosigue el oriundo de Rochelot.

“Con Novak, sin embargo, fue completamente diferente. Desde la primera bola él estaba totalmente concentrado en la práctica. Cada bola que golpeaba tenía un propósito específico. Cada ejercicio estaba diseñado para una posible situación ante Feliciano al día siguiente. En mitad del entrenamiento Becker saltó hacia mi lado y me pidió que si podía empezar a golpear más al revés. Luego me pidió que empezara a moverle por toda la pista, pero que apretara con el revés. No sé cuántos de ustedes han peloteado con Djokovic, pero hacerlo por toda la cancha y golpeando solo de revés no es de las cosas más sencillas del mundo

“Tras diez minutos de trabajo duro, Boris me pide que empiece a servirle para que Novak reste.

EB: Por supuesto, ¿dónde los quieres?

ND: No importa.

EB: ¿Prefieres que empiece con segundos servicios para calentar o ya con primeros y más intensidad?

ND: Cualquiera me vale.

EB: ¿De verdad no quieres que te diga por donde te voy a tirar los saques?

ND: ¿Crees que Feliciano mañana me lo dirá?

Novak venció a Feliciano en aquel partido y, días más tarde, salió campeón por segunda vez del Us Open, su tercer Grand Slam de la temporada. Aquel día entendí que el mejor jugador del mundo empieza a construirse en la pista de entrenamiento. Siempre me consideré alguien aplicado, organizado y muy centrado en mis prácticas. Pero Novak estaba a otro nivel”

Así lo explica Eric Butorac lo que fue su gran experiencia en Nueva York. Un entrenamiento que reunió a más público que muchos de sus partidos de dobles. Unos minutos en los que aprendió que golpear sin ninguna intención la pelota no sirve de nada. Y una moraleja que se le quedará para siempre. “Tengo que mejorar mucho más mi revés, nunca se sabe si Djokovic me puede volver a llamar para entrenar”.

Comentarios recientes