Azarenka es otra historia

Una semana después de ganar Indian Wells, la bielorrusa conquista su tercer título en Miami y ya luce como la mejor jugadora de la temporada.

Victoria Azarenka no se cansa de hacer honor a su nombre. La jugadora de Minsk capturó su tercer título en el Miami Open (2009, 2011, 2016) derrotando a Svetlana Kuznetsova (6-3, 6-2) para levantar así su segundo Premier Mandatory de manera consecutiva, un doblete (Indian Wells + Miami) que no se lograba el circuito WTA desde Kim Clijsters en la temporada 2005. ‘Vika’ es la raqueta del momento y por ello que la Race sitúe su nombre en lo más alto de la tabla.

Sabíamos que Azarenka era la favorita al trono pero es que la bielorrusa no dio ni una pequeña opción a pensar lo contrario. Desde la primera bola se vio a la próxima número cinco del mundo con una marcha más sobre la cancha, iniciando el combate con doble break y un 3-0 que revelaban todas sus intenciones. O mejor dicho, su única intención: arrasar. Tan fácil lo hace Victoria para poner tierra de por medio con su oponentes como luego se complica a la hora de cerrar sus encuentros. En la primera manga, con un 6-3 final a favor de la bielorrusa, ocho de los nueve juegos fueron rupturas. Sé que es complicado argumentarlo pero, dentro de este desequilibrio, Vika fue la más estable.

Las sensaciones eran que Azarenka estaba por delante y no solo en el marcador. Una peleaba por dejar de cometer dobles faltas en momentos importantes mientras que la otra luchaba por intentar no fallar una de cada tres bolas. Así es difícil competir y el terrible sol que las vigilaba desde arriba, tampoco ayudaba. Siempre era Kuznetsova la que dejaba la primera bola muerta a media pista y siempre Victoria la que apretaba con su iniciativa y sus golpes imposibles. Carlos Martínez bajaba rápidamente a intentar enfocar mejor a la rusa pero quizá hoy no hubiera demasiadas salidas para este laberinto que acumula con la de hoy doce triunfos consecutivos.

La segunda manga podríamos contarla o podríamos hacer copia y pega del segundo párrafo. La superioridad seguía siendo evidente y, de no ser por algunos errores de libro, el resultado todavía hubiera sido mucho más abultado. No pudo Kuznetsova rememorar sus éxitos de hace una década en Cayo Vizcaíno y dejó escapar el tren del top10, un tren que seguro volverá a pasar por su puerta. Azarenka, pasando por algunos sudores para bajar el telón, amarraba su título número 20 como profesional y se ratifica como la mejor jugadora del momento. Miami nos lo confirmó.

El registro de este primer trimestre da miedo: 22-1. Solamente Angelique Kerber sabe lo que es ganar esta temporada a Victoria Azaenka. La bielorrusa, además, es la única jugadora que luce tres trofeos en sus vitrinas pese a lo poco que llevamos de curso: Brisbane, Indian Wells y Miami. Sumando los tres torneos, solamente cedió dos sets (los dos en California). Monstruoso. A partir del lunes será top5 en el ranking WTA (a unos 300 puntos de Muguruza) y número uno en la Carrera a Londres. Es su momento, es su hora. Todos pedíamos el regreso de esta jugadora a la élite. Felicidades, porque parece que llega para quedarse.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes