El cambio de Gilles Simon está en el saque

Tras un inicio de año nefasto, el tenista francés ha encontrado la manera de mejorar su juego y todo gracias a un cambio muy simple en su mecánica de saque.

Ha sido uno de los hombres del torneo en Miami. Gilles Simon ha conseguido en Florida su mejor semana en este 2016 después de un mal inicio de temporada donde las cosas no funcionaron en ningún sitio excepto en Australia donde sí hizo un buen torneo llegando hasta cuarta ronda donde llevó al quinto set a Novak Djokovic. Su entrenador Jan De Witt y él mismo hablan para L'Equipe (y traducido por Mark Nixon) sobre qué ha sido el cambio que le ha hecho mejorar tan drásticamente de una semana a otra.

"Gilles estaba sacando bien hasta el pasado Wimbledon. El problema comenzó en Metz, en septiembre", comienza contando Jan. "Su hombro no nos permitía poder trabajar mucho en su servicio. Su juego era muy bueno, pero no el saque. Técnicamente, la cosa fue a peor y a peor hasta febrero de este año, donde el problema se convirtió en algo importante", agrega.

"En Indian Wells tenía la impresión de que tenía que botar la pelota 56 veces antes de sacar", afirma Simon sobre la semana pasada en California, donde quedó apeado en segunda ronda por Alexander Zverev por un doble 6-2. Entonces, hicieron un cambio tan simple como efectivo. "Ahora, lanzo la pelota y luego comienzo a hacer mi mecánica de saque. Antes lo hacía al mismo tiempo. Básicamente lo que he cambiado es el ritmo del movimiento", explica Gilles.

"La idea no es incrementar solamente el porcentaje de primeros o sacar más rápido. El objetivo, para ser precisos, es estabilizar su movimiento para poder sacar más fuerte", afirma De Witt. "Si la bola se mueve mucho cuando la lanzas, no le puedes pegar fuerte. Especialmente para un tipo como yo que no es particularmente muy robusto", asegura el tenista. "Cuando lanzo la bola donde quiero, puedo golpearle muy fuerte, como hago desde la línea de fondo, pero no tengo la fuerza en el brazo para moverlo y compensar. A partir de ahora lo único que necesito es tiempo, se convertirá en algo automático", añade el francés.

Este cambio del que habla Simon lo podemos observar en este vídeo. El movimiento de saque de Gilles se realiza justo tras lanzar la pelota mientras antes todo comenzaba a la misma vez.

Cuenta su entrenador que no es un cambio técnico, el resto permanece igual. "De ninguna manera me hubiera atrevido a hacer un cambio técnico en medio de la temporada", dice Jan. Simon supo lo bien que le venía el cambio tras pocos minutos practicándolo. "Supo que había tomado la decisión correcto después de una hora. Desde Indian Wells, Gilles está ya siendo capaz de sacar a 210-212 km/h".

Simon está encantado con los resultados. "Ya hace tiempo que vengo queriendo cambiar algo en mi saque. Sólo necesito encontrar el ritmo. Sólo es la primera semana que lo hago así que espero que mejore más todavía", sentencia el tenista francés. Por lo visto esta semana en Miami, parece que le ha ido bastante bien.

Comentarios recientes