Las diferentes ganancias de hombres y mujeres en 2015

Una serie de gráficos con datos de 2015 relaciona el interés generado por ambos circuitos con la diferencia de ganancias que existen entre hombres y mujeres

¿Cómo se mide el interés entre ambos circuitos?¿Por los contratos de TV?¿Por las audiencias?¿Por el interés en redes sociales?¿Por la calidad y duración de los partidos? El debate es tan complejo como evidentes son las cifras que recogen una realidad: a los hombres se les paga más. En una serie de gráficos recogidos por Canchallena.com se puede observar cuánto más se les paga a los hombres o qué diferencia existe en los contratos de TV firmados por cada organismo, ATP y WTA.

Obviando los cuatros torneos del Grand Slam, propiedad de ITF, y en los que se igualaron los precios de todos ellos cuando Wimbledon fue el último en unirse, en 2007, el resto de torneos varían notablemente en cuanto a la diferencia de prizemoney por categoría, como recoge el primer gráfico:

De entre los diez mejores jugadores y diez mejores jugadoras del mundo en 2015, hay una gran diferencia en ganancias por méritos deportivos. En 2015, Djokovic, número uno del circuito masculino, ganó tres Grand Slams y se impuso en un 93,18% de sus partidos. Su recompensa, sólo en premios recibidos, fue de más de 21 millones de dólares. Por su parte, Serena Williams, número 1 femenina, también ganó tres de cuatro Grand Slams y tuvo un porcentaje ganador de 94,64%. ¿Sus ganancias? 10,58 millones de dólares.

Si tenemos en cuenta el interés generado en internet a lo largo de los últimos diez años, Serena estaría al mismo nivel que Federer o Nadal, pero por encima de Djokovic. De nuevo dentro de cada criterio a valorar, existen muchas variables que suscitan debate y diferentes puntos de vista:

Es el contrato firmado por cada organismo el que establece una diferencia realmente sobresaliente. La ATP tiene vendidos sus derechos de TV por 1.200 millones de dólares, mientras la WTA percibirá con su nuevo acuerdo desde 2017 unos 570 millones. En audiencias, los datos arrojan una diferencia similar: en 2015 la ATP acumuló 935 millones de espectadores, por los 395 millones que vieron a las chicas.

Comentarios recientes