Alexander Zverev: “Estoy lejos de donde quiero estar”

El alemán se muestra ambicioso tras haber disputado la mejor semana en su carrera deportiva. Eso sí, va con cautela: “Todavía estoy construyendo mi cuerpo”, indica. 

Alexander Zverev saboreó la gloria ante Rafael Nadal, pero unos centímetros le privaron cosechar la victoria más importante de su carrera y lo que hubiera sido su primer triunfo ante un top-10. A pesar de esa volea “maldita”, el alemán sacará provecho de un torneo fructífero tras observar que puede competir contra los mejores del mundo, en los escenarios más imponentes del planeta y con un nivel de tenis que está a la altura de los top.

Parte del progreso de Zverev en los últimos meses se debe al trabajo físico que realizó durante la intensa pretemporada. “Hemos trabajado todo. Hicimos un montón de trabajo, de running, de físico. Un trabajo realmente muy duro”, explicó el alemán, quien tiene los pies sobre la tierra y sabe que debe seguir por el mismo camino. “Soy consciente de que tengo mucho trabajo por delante todavía. No estoy hecho físicamente, todavía estoy construyendo mi cuerpo. Sé que tengo que conseguir un mejor estado de forma para estar listo para competir en Grand Slams y en los buenos torneos ante los jugadores top. Es parte del proceso y ahora estoy feliz por estar donde estoy. Pero estoy lejos de donde quiero estar”.

“Creo que soy un buen luchador y que estoy pensando en ganar siempre hasta el último punto”, confesó el hombre de 198 centímetros de altura, quien de pequeño jugó al fútbol, baloncesto y hockey. Aprovechando la altura, empezó a competir en basket, pero él mismo considera que fue “demasiado tarde” el momento en el que comenzó con el deporte de la canasta. Sin embargo, no se arrepiente. “A mí me gusta muchísimo el tenis y creo que no hay mejor trabajo para mí que este de jugar al tenis”.

Rafa Nadal no fue el único que se atrevió a pronosticar que Zverev llegará a ser un número uno del mundo. Tomas Berdych, amigo del alemán, también lo vaticinó. “Que alguien como él diga esto es un gran honor”, indicó el joven de 18 años en relación a las palabras del checo. “Igualmente sé que tengo mucho trabajo por delante. Como ya he dicho, creo que es un largo camino. Ojalá algún día pueda alcanzar todo mi potencial. Luego ya veremos dónde llegaré”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes