Koellerer: “La ATP ha destrozado mi vida”

Con una sanción de por vida por amañar y arreglar partidos, el ex tenista austríaco carga muy duramente contra la ATP y cree que el ‘Fab Four’ hubiera salido de rositas.

Para la ATP ha sido sin duda el enfant terrible del circuito durante bastantes años. El austríaco Daniel Koellerer, cuyo mejor ranking llegó a ser el 55 del mundo en 2009, ha recibido duras sanciones por insultar y pelearse con algún jugador y por racismo, pero sobre todo por arreglar partidos, lo que le llevó a ser sancionado de por vida en 2011. Un hecho sin precedentes en la historia del tenis. En declaraciones que recoge el portal italiano TennisCircus, Koellerer niega ningún amaño y arremete con dureza contra la ATP, que según él protege a los mejores y sólo va a por los más débiles.

El que hiciera tercera ronda del US Open de 2009, perdiendo con el eventual campéon Juan Martín del Potro, sostiene que fue sancionado sin pruebas suficientes que lo incriminasen. “Todos los tests y pruebas para demostrar mi inocencia me costaron 180.000 dólares y no gané. La ATP destrozó mi vida. Mi casa, mi esposa y mi hija, todo lo perdí y caí en depresión. En caso de dopaje eres sancionado por un plazo fijo de 6 meses, mientras que por amañar partidos eres condenado de por vida sin ninguna prueba”, se queja el austríaco.

Koellerer asegura que nunca aceptó amañar partidos, aunque en tres ocasiones se lo propusieran. “Me hicieron llegar la oferta a través de un intermediario. En una ocasión me llamaron a la habitación del hotel y en otra hablaron conmigo durante la cena. Por un partido contra Davydenko me ofrecieron 50.000 dólares, la misma cantidad que en otro partido ante Tipsarevic. Una vez incluso llegaron a tentarme con 100.000 dólares por dejarme perder contra Massu”, cuenta Koellerer.

Niega tajantemente que cogiera un solo dólar. “Inmediatamente rechacé todas y cada una de las propuestas que me hicieron. Yo no tengo nada que ver con eso. Yo me comportaba de una manera muy estúpida en la pista, destrozando raquetas, insultando a los jueces… Simplemente era rebelde, pero no tuve absolutamente nada que ver con estafas y amaños”, se exculpa el ex tenista de Wels.

El refrán dice que cuando el río suena, agua lleva. Y quizá falten pruebas irrefutables, pero sospechas muchas. Como la que aportó el español Óscar Hernández en una entrevista que Punto de Break le realizó a finales de 2014 donde cuenta cómo se enfrentó a él en un torneo de hierba y cómo de repente comenzó a tirar los puntos sin sentido sin enfadarse por ello, lo que choca con el temperamental carácter del tenista centroeuropeo. Además se movieron cifras muy altas en ese choque a favor de Hernández, que poseía un bagaje en hierba nefasto.

Sobre la famosa investigación de la BBC, el austríaco afirma que hay jugadores de muy arriba en el ranking que han manipulado partidos y que el tenis está totalmente corrompido. “Hay 16 jugadores del top 50 implicados, eso significa una tercera parte. Estoy convencido de que más de un jugador del top 20 ha manipulado partidos. ¿Podría dar cuenta de ello? No. Son solo suposiciones por mi parte. Creo que para resolver el problema, las apuestas deberían ser tajantemente suprimidas. Pero obviamente no pueden hacer eso, ya que algunos torneos están patrocinados por casas de apuestas. Todo esto es muy sucio, es una mafia, está todo corrompido”, sostiene Koellerer.

Tiene muy claro que la ATP actúa con un doble rasero para con el circuito. Según él, las grandes raquetas gozan o gozarían en caso de amaños de inmunidad. “La ATP no bloquearía a Djokovic, Federer, Nadal o Murray. No creo que estos jugadores hayan alterado partidos, pero si lo hicieran sería un suicidio para la ATP sancionarles. Los mejores jugadores están protegidos, son demasiado valiosos como ser sacrificados”, cuenta el ex tenista.

Cree que él por el contrario, recibe todo el peso de la ATP y toda la culpa por estos temas. “Soy un ogro para ellos. Me han utilizado para sacrificarme y así mostrar a otros tenistas lo que les puede ocurrir. Hay jugadores que se protegen desde la ATP y otros que sencillamente se los quieren quitar de en medio”, asevera. Y se muestra escéptico con casos controvertidos como el de la sanción por dopaje a Marin Cilic. “No quiero tirar nombres. Pero en este caso está bastante claro que con él hay ciertas cosas que no son nítidas. Es un poco triste. Él dio positivo y un año después ganó el US Open”, deja caer Koellerer.

Daniel Koellerer no parece que vaya a empuñar una raqueta en un torneo oficial del circuito profesional. Admite estar quemado y muy resentido hacia el deporte que le dio la fama, aunque a la larga, muy triste fama. “Siempre deseé que mi hija pudiera verme en algún torneo. Algo que va a ser imposible desafortunadamente. Por lo tanto, lo que ocurra en este deporte es algo que me da absolutamente igual. Estoy realmente harto de este jodido deporte”, concluye.

Comentarios recientes