Novak Djokovic: “El resultado no es ninguna sorpresa”

El número uno serbio afirma que la derrota ante Nedovyesov y Golubev no le pilla de sorpresa. También confesó tener ligeros dolores en el hombro.

Serbia está al borde del abismo. Esta es ahora misma la noticia en todo lo que concierne a la Copa Davis. Novak Djokovic y Nenad Zimonjic tuvieron ayer en su mano colocar a su país por delante en el marcado pero unos brillantes Andrey Golubev y Alenxadr Nedovyesov amarraron meritoriamente el siempre crucial punto del dobles. Algo tiene Kazajistán que año tras año siempre da un susto a alguna gran potencia en la competición. Esta vez, son los balcánicos los que deberán hacer una carambola para salir airosos de esta encerrona.

"Hoy han estado excepcionales. Ellos fueron mejores en los momentos decisivos del juego, no hemos podido ponernos a su nivel en ningún momento. Hemos tenido un segundo y un tercer set muy incierto, pero lo que muchos no saben es que estos dos jugadores ya vencieron a Federer y Wawrinka en Suiza, por lo que esto tampoco es es una enorme sorpresa", afirma el número uno del mundo, quitándole el factor sorpresa al suceso pero sin restar mérito a sus rivales.

Djokovic, que además confesó que durante el partido sufrió dolores en su hombro, viene de una semana complicada en Dubái en la que un problema en el ojo ya le dejó en el dique seco. Aunque ayer esto no fue la clave. "Me siento mucho más cómodo jugando partidos de individuales que de dobles. En los últimos dos años, los partidos que he jugado en modalidad de dobles los puedo contar con los dedos de una mano y esto es básicamente uno de los motivos de este mal resultado. Mi ubicación en el campo no llega a ser perfecta, como tampoco la táctica, y esto es debido a la falta de juegos", declara el balcánico.

Esta derrota dolorosa no desanima a una pareja que unirá fuerzas dentro de unos meses en los Juegos Olímpicos. De hecho, ambos se felicitaron tras el partido, incluso Zimonjic agradeció a Novak su presencia en Belgrado. Pero Río queda todavía muy lejos, el sueño de reconquistar la Copa Davis pende ahora de un hilo y las tijeras puede que terminen en las manos de un tercer invitado: Viktor Troicki. Si el número uno vence mañana a Kukushkin, será Troicki el encargado de dar el remate a la serie. El mismo hombre que hace seis años amarraba el punto definitivo para ver a Serbia por primera vez como campeona.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter