El amo de la Davis

Andy Murray derrota en cinco sets a Kei Nishikori y mete a Gran Bretaña en cuartos de final de Copa Davis. El campeón resiste.

La Copa Davis es esa competición en la que nadie puede dar por seguro una victoria. Esta sensación se vivió hoy en Belgrado, Hannover, Lieja, pero también en Birmingham, donde el actual campeón de la competición defendía su corona. Tenía que ser Andy Murray (14 victorias consecutivas en la competición) el que pusiera el punto y final a la serie frente a Japón [3-1], superando en su último combate a todo un top10 como Kei Nishikori (7-5, 7-6, 3-6, 4-6, 6-3) y situando a Gran Bretaña en los cuartos de final el próximo mes de julio.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

A página vista, parecía un encuentro resuelto, incluso fácil. Empezaba el tercer set y Andy Murray dominaba 7-6 y 7-5 a un Kei Nishikori que tropezaba cada vez que el partido se ponía serio, cada vez que el ambiente se congelaba para examinar quién estaba preparada para ganar esta final anticipada. Ocurría en la primera manga con un superbreak cuando ya todos esperaban el desempate y, de nuevo en la segunda, el británico apretaba más los diente para escapar de la trampa que el japonés había tejido durante las casi tres horas de encuentro. Pero nada, parecía que nadie podía toser al actual guardián de la Davis.

Pero el guardián se relajó, dio un paso atrás, quiso ver el final desde la butaca y no se dio cuenta que la película todavía requería la acción de su protagonista. La escena cambió de color y del acento inglés se pasó rápidamente a un japonés que ninguno entendía. No lo entendían porque durante toda la tarde habían visto al tenista nipón a contracorriente de la situación, hasta que por fin decidió elegir el desenlace de aquel drama. Cambiaron las tornas y el que acertaba ahora fallaba, el que sucumbía ahora volaba. Y sin comerlo ni beberlo se pasó de un 3-0 “claro” a un quinto set inesperado.

El descontrol se apoderó de Birmingham, ya no había favoritos, solo dos top10 en pista con las piernas temblorosas y con un gran botín en juego. Murray jugaba para meter a su país en los cuartos de final; Nishikori, para impedir que Japón se despidiera del Grupo Mundial hasta el próximo año. Entre un break y otro, el británico fue recuperando el color perdido en las dos últimas vueltas al reloj y ocupó de nuevo el lugar más próximo a la meta, al borde de ganar una carrera de obstáculos de casi cinco horas de duración.

La batalla volvió a hacer justicia a una competición inigualable, incomparable. La Copa Davis, atacada año tras año por su calendario y sus comprometidas convocatorias, recuperó esta tarde su esencia y su valor al ver a dos hombres afincados entre los diez primeros pelando por dar gloria a su país. A cinco sets y en cinco horas. Con Indian Wells a la vuelta de la esquina. Hoy nadie salió perdedor, pero solo Murray podrá seguir disfrutando de esta sensación de tocar el cielo mientras representas los colores de tu nación.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter