Rumanía, próximo rival de España en Copa Davis

El equipo capitaneado por Andrei Pavel no cuenta con ningún top100. Serán locales en julio ante España en el playoff de ascenso al Grupo Mundial.

España ya conoce quién será su rival en el playoff de ascenso al Grupo Mundial de Copa Davis. La duda estaba entre Rumanía o Eslovenia y finalmente han sido los primeros quienes han salido claros vencedores de este choque (3-0). La eliminatoria se producirá en el mes de julio (del 15 al 17 de julio) y el que salga ganador tendrá una nueva oportunidad en septiembre para enfrentarse a uno de los eliminados en la primera ronda de la competición y así tener la opción de regresar a la élite.

El equipo de Conchita Martínez, que ha estado ausente esta semana debido a que es cabeza de serie y se libraba de este primer envite, se enfrentará a un conjunto formado por Adrian Ungur (#193), Marius Copil (#202), Horia Tecau (#3) y Florin Mergea (#11). Es decir, dos jugadores de categoría individual alejados del top100 y dos doblistas experimentados acostumbrados a estar presentes en números finales a lo largo del calendario. Y todo este entramado dirigido por el ex número 13 del mundo, Andrei Pavel, tenista reconocido a principio de siglo que llegó a conquistar el Masters Series de Canadá en la temporada 2001.

La experiencia de los dos principales jugadores, Ungur y Copil, es escasa en la élite. De hecho, entre ambos no suman ni 40 triunfos en categoría ATP. El primero, de 31 años, ya sabe lo que es estar en el top100 y viene de vencer sin titubear a Blaz Rola. El segundo, 25 años, ex top100 hace unas temporadas, sufrió un poco más para derrocar a Grega Zemlja. Su trayectoria en Copa Davis viene desde que Victor Hanescu acumulara más años que vitalidad y dejara a un lado la competición por países, aunque juntos nunca han logrado devolver a Rumanía al más alto nivel (la última vez que estuvieron en Grupo Mundial fue en 2011).

Será el cuarto enfrentamiento entre estos dos países, con un balance favorable a España de 2-1. La última vez que chocaron fue hace 40 años, casi nada, cuando todavía estaban en liza los Orantes, Gisbert o Higueras. Enfrente estaba la máxima figura histórica del tenis rumano, el primer número uno desde que se fundó el ranking ATP: Ilie Nastase. El hombre que tiene absolutamente todos los récords del tenis en su país hace tiempo que cerró sus páginas de gloria con la raqueta, aunque sigue muy de cerca, junto a Ion Tiriac, la evolución de las raquetas de su país. Una nación que fue subcampeona en 1969, 1971 y 1972, única escuadra junto a Argentina e India en disputar más de una final sin llegar nunca a levantar la Ensaladera.

España ya conoce su próximo obstáculo, un rival asequible pero siempre con el respeto de tener que jugar fuera. Entre Ungur, experto en arcilla y Copil, más cómodo en dura, deberán ponerse de acuerdo para elegir la superficie de la eliminatoria. Aunque donde realmente tiene garantías el conjunto rumano es en el dobles, con los número 3 y 11 del ranking. El desenlace de la serie, los días 15,16 y 17 de julio. Unos días después de que Wimbledon baje el telón.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes