Carla Suárez: “Las rivales me van a tener más en cuenta a partir de ahora”

La grancanaria, nueva número seis del mundo, cree que su título en Doha hará que sus rivales la teman más y que el tenis femenino español gane muchos más adeptos.

A pesar de lograr el título más importante de su carrera, Carla Suárez está con los pies en la tierra. Su victoria en el WTA Premier 5 de Doha le ha reportado además el mejor puesto de su carrera, el sexto en el ranking WTA. En una entrevista para Marca, la de Las Palmas entiende que además conllevará un mayor respeto e incluso temor por parte de sus grandes rivales, que ya no la podrán ver solo como una jugadora peligrosa y terrícola. Igualmente considera que este triunfo más los logros de Muguruza supondrán un fuerte empujón para el seguimiento del tenis femenino en España.

“Desde hace ya bastante el tenis femenino español se viene siguiendo mucho más. Entre otras cosas por el gran final de temporada que hizo Garbiñe el año pasado. Tan ella como yo y mis otras compañeras estamos intentando que se vea y se hable mucho más aún de tenis femenino en nuestro país. También ayuda enormemente que nuestros partidos puedan televisarse para que el espectador tenga más fácil seguirnos”, ha comentado Carla al respecto del impacto que está generando esta nueva época de éxitos y gloria para el tenis español tras los lejanos tiempos de Arantxa y Conchita.

Para Carla Suárez, el salto a su mejor clasificación histórica (número 6), no es lo más significativo de la semana triunfal en las pistas de Doha. Ve este hito como un mensaje directo a las principales raquetas de la WTA. “Doha es un torneo grande con muchas jugadoras top, salvo las bajas de Serena y Sharapova. Esta victoria supone que todas ellas me van a tener más cuenta a partir de ahora”, entiende la canaria.

Y se mantiene con los pies en el suelo, fiel a su estilo humilde y discreto. “Estoy muy feliz por la victoria pero esto continúa. Aunque lógicamente quiero disfrutar de este triunfo, nunca sabes cuándo podrás ser capaz de lograr otra gesta como esta o cuánto tiempo más vas a estar dentro del top 10”, se sincera la discípula de Marc Casabó.

Destaca como parte de su éxito en el torneo catarí el haber ganado casi todos sus encuentros por la vía directa. “Tan solo perdí una manga en toda la semana. Según iba avanzando el torneo iba adquiriendo mejores sensaciones, acabé con muy buena sintonía con la pista y con mi raqueta. Es importante intentar terminar los partidos en sets corridos y así no acumular tanto desgaste”, comenta Carla, que además hizo final en el cuadro de dobles, lo que podría haber sido un hándicap para ella. “Físicamente agota y es por ello que intenté y conseguí que casi todos los duelos de individuales no fueran al tercer set y así no pasar tantas horas en pista”, sentencia.

Admite que no hubo un partido concreto que fuera la llave del título final, aunque contra Radwanska tenía en teoría la peor rival posible. “Todos y cada uno de los partidos son importantes para obtener el título. Si no ganas el primero de ellos, es imposible que llegues al segundo. Contra Radwanska di lo mejor de mí, mi mejor versión. Aunque también es cierto que ella venía cansada. Luego está la final, que por supuesto, es el partido que pone la guinda a toda la semana”, cuenta la tenista española.

Ahora Carla está ante la difícil misión de levantar de nuevo la cabeza y mirar al horizonte. Y ponerse unas metas y unos objetivos con los que pueda seguir creciendo. “Voy a intentar estar el máximo tiempo posible ahí arriba. A corto plazo es primordial hacerlo bien en Indian Wells y Miami, sería muy bueno sumar muchos puntos para seguir subiendo. A largo plazo el objetivo en 2016 es ser más estable y regular que el año pasado y acabar con más fuerza la temporada”, concluye la grancanaria, nueva número 6 del mundo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes