David Marrero: “En España no se valora igual a todos los jugadores”

El español habla desde Sao Paulo del trato indiferente que reciben según qué jugadores en nuestro país. “Falta reconocimiento para algunos”.

David Marrero pasa por un buen momento personal y profesional. El canario, presente esta semana en Sao Paulo e inmerso en la final de dobles junto a Pablo Carreño, ofreció una entrevista al medio Break Point Brasil donde da su opinión acerca del tenis de nuestro país, el trato que se les da a los jugadores, la sombra que dejará Rafa Nadal tras su retirada y el sueño de disputar unos Juegos Olímpicos. Además, también sonría al contar cómo le cambiará la vida en unos meses cuando sea padre por primera vez.

“En España tenemos muchos buenos jugadores pero no les damos la importancia debida, los jugadores que están en el puesto 60ª u 80ª del ranking no son conocidos. Hasta el momento tenemos al que fuera número uno del mundo durante mucho tiempo, Rafael Nadal, y a David Ferrer en la parte superior del top10. Al resto nos dejan un poco de lado, pero nos merecemos el mismo trato”, explica el jugador de 35 años con todo el respeto.

“Yo he estado en el top 10 en dobles, Marcel Granollers también, y creemos que no se nos dado el reconocimiento que se nos podría haber dado tras ganar grandes torneos de nivel, como un Masters 1000, que no es nada fácil. Esto está muy poco hablado. Si bien en Brasil veo a Bruno y a Marcelo y a todas las personas que los ven siempre les apoyan, en España es un poco diferente, no importa la posición en la clasificación si no eres un grande. Lo entiendo, pero creo que no se pueden descuidar los otros jugadores”, confiesa el hombre que llegó a ser número cinco del mundo en su modalidad.

Las comparaciones, como siempre, suelen ser odiosas, pero es algo a lo que el tenis ya está acostumbrado. Y no solo en España. “La comparación de los jugadores en el tenis es una cosa fea. Guga es Guga, en Brasil no saben si tendrán otro, mejor o peor. Kuerten fue espectacular, y espero por el bien de Brasil que consigan otro igual o mejor que pueda traer mucha alegría a los brasileños que sí les gusta el deporte”, analiza Marrero.

En nuestro caso, la figura de Rafael Nadal es la que abrió el camino por completo y la que dejará un surco inabordable en muchísimo tiempo. “Rafa logró todo lo que pudo, obviamente, por la cabeza que tiene, pero también por el sacrificio y el trabajo que ha hecho y está haciendo, pese a que la gente insista en decir que él ya nunca será el misma de antes. Estoy seguro que trabajará ahora aún más que en otras ocasiones. Esperamos que salga otro Rafael Nadal en el tenis español; de momento, poder compararlo con los más grandes de la historia ya nos da mucha alegría al tenis mundial y al deporte español en general”, valora el de Las Palmas.

Si nos ceñimos a la más estricta actualidad, los Juegos Olímpicos se llevan todos los focos. Una cita con la que todo jugador sueña alguna vez. “Siempre soñé con jugar los Juegos Olímpicos. Como dicen en España, soñar no cuesta nada. Pero esto es complicado porque tenemos muchos jugadores: Rafa, Ferrer, Bautista, Verdasco, Feliciano… y sólo pueden ir cuatro, incluido yo. En dobles tenemos a Marc López o Marcell Granollers. Sería un sueño, uno de los pocos torneos que me faltan por disputar en el mundo del tenis, pero si no es ahora en Río, ojalá que sea en Japón 2020 donde siga jugando bien y pueda seguir teniendo posibilidades”

Pero no todo es tenis, también hay lugar para la familia. "Mi novia está embarazada de gemelos, un niño y una niña. La noticia la recibimos con gran alegría ya que estábamos tratando de tener un hijo hace casi un año hasta que en pretemporada fuimos al médico y nos dijo que estaba embarazada. Estoy deseando que nazcan pronto para poder jugar con ellos y empezar otra etapa de nuestra vida, voy a hacer todo lo posible para ser el mejor papá en el mundo”, cuenta Marrero acerca de esta nueva etapa horas antes de disputar la final de Sao Paulo.

Comentarios recientes