¿Podrá Wawrinka vestirse de Federer en Dubái?

Ante la ausencia del siete veces campeón en Dubái, Stan Wawrinka se erige como la principal amenaza para un nuevo título de Novak Djokovic. ¿Podrá con él?

El gran amo y señor de las pistas de Dubái, Roger Federer, deja su reinado libre. Una operación de rodilla le ha impedido buscar su octavo título en el Emirato. Pero lo deja en buenas manos, en las de una espada de confianza, la de Stan Wawrinka. El de Lausana será el encargado de hacer oposición al todopoderoso Novak Djokovic y evitar así una nueva corona del serbio, la que sería la quinta en sus vitrinas. Wawrinka parece ahora mismo el único que conoce la fórmula para acabar con Djokovic.

El discípulo de Magnus Norman hará su primera aparición en el Emirato Árabe de Dubái desde el año 2008. Solo ha disputado dos ediciones y en las dos cayó en primera ronda, una de ellas ante el propio Federer. Stan Wawrinka se deja ver por Dubái justo el año que Federer se ausenta. De las últimas 15 ediciones, el de Basilea solo ha faltado en 3 contando con esta última y obteniendo siete entorchados por el camino. En 2015 levantó el séptimo ante Novak Djokovic, una de las 6 únicas derrotas que sufrió el número 1 el pasado año.

Ahora Wawrinka tiene el peso y la responsabilidad en su raqueta de perpetuar el éxito suizo en Dubái. Nadal, Murray y el propio Federer han sido vapuleados por Djokovic, otrora seria amenaza para el balcánico, ahora reducidos a meras comparsas y espectadores de lujo del desorbitante tenis que practica el oriundo de Belgrado. Pero Stan tiene la llave. Sabe cómo se puede horadar su confianza, cómo se puede destruir su defensa y cómo se puede echar abajo su inquebrantable reinado. En Melbourne y en Roland Garros también lo saben.

“Él está demostrando un nivel por encima del resto de jugadores hasta el momento, llevándose casi todos los grandes títulos, es el número uno y ha empezado el año como acabó el anterior. Por tanto, va a ser realmente complicado derrotarle este curso, pero la temporada es larga y estoy convencido que tendré alguna oportunidad”, comentaba Wawrinka para Sport360.

Hace algunas semanas comentaba sobre su buen desempeño contra Nole en los grandes: “Hemos tenido partidos muy disputados en los Grand Slams porque en otros torneos me ganaba con mucha facilidad. Pero en los grandes juego de otra manera, encuentro soluciones contra él”. Si bien el ATP 500 de Dubái no es un Grand Slam, sí es un gran torneo en el que el suizo puede y debe hincarle el diente al número uno del mundo y demostrar que se le puede hacer daño.

Stan acude al Emirato tras caer en su segundo partido en las pistas cubiertas de Marsella ante su amigo Benoit Paire. Debutará precisamente ante el hombre con el que también hizo su debut en el torneo francés, el ucranio Sergiy Stakhovskiy, un tipo tremendamente incómodo con su estilo vintage de saque y volea. Wawrinka tuvo que salvar dos puntos de partido para doblegar su resistencia en el desempate del tercer set.

El suizo del revés de oro no cuenta para este torneo con la presencia de su técnico, el sueco Magnus Norman. Admite que a veces necesita un poco de soledad. “Durante tres años estuve sin entrenador viajando solo. No tuve ningún tipo de problema con ello, por lo que a veces me gusta ir a mi aire. No es que sea mejor, es simplemente que durante el año tienes mucha gente alrededor tuyo, muchas cosas que hacer para los demás, para los torneos, etc., por lo que de vez en cuando disfruto tomándome una semana yo solo”.

Comentarios recientes