Ferrer se sobrepone a Cuevas y a los elementos

El número 2 del Argentina Open ya está en semis tras vencer en dos días a causa de la lluvia a Cuevas por 6-4, 1-6 y 6-3. Doblará contra Almagro por estar en la final.

David Ferrer ya está en semifinales del torneo de Buenos Aires merced a su trabajada victoria sobre el uruguayo Pablo Cuevas por 6-4, 1-6 y en . Un partido que ha tenido que disputarse en dos días a causa de la lluvia que apareció en la noche del viernes. En la reanudación Ferrer cerraba la primera manga pero desaparecía en el segundo set ante el buen hacer del uruguayo. En el tercero el carácter rocoso y peleón del de Jávea fueron la clave para que se colara en las semis donde se las verá con Nico Almagro en la noche del sábado, por lo que doblará jornada.

El alicantino salió firme, decidido desde la línea de fondo a amargar los ataques cruzados de revés de Pablo Cuevas. El uruguayo desde el principio funcionó a chispazos, esos chispazos de calidad que son marca de la casa pero que necesitaban de mucha más continuidad ante Ferru. Era la única manera de poder hacer frente al de Jávea. Tras un errático segundo turno de saque, Cuevas cedía el servicio. Tras lo cual el partido empezó a coger velocidad. El siguiente juego fue a cara de perro, muy peleado, con alternativas. Hasta seis bolas de rotura tuvo en su raqueta el sudamericano. Una tras otra salvadas con firmeza por el valenciano. Sólido como acostumbra.

Ferrer mantuvo el quiebre y en el siguiente game tuvo la opción de sepultar a Cuevas y dejar la manga casi sentenciada. Ahí fue el de Jávea el que desaprovechó las bolas de break. El choque se estaba poniendo muy bonito. Defensas numantinas de Ferrer lejos de la línea de fondo y muy cerca de la pared, ataques contundentes de Cuevas, y sobre todo, recuperaciones de puntos de David que levantaron al público de sus asientos. Algo que por desgracia también les hizo levantarse fue la lluvia. Apareció con 4-2 de Ferrer y saque del uruguayo. Tras una hora parecía que iba a reanudarse pero volvió a arreciar el líquido elemento. Incomprensible por otro lado que no taparan la pista, dejando que se embarrara y que se demorará la reanudación.

Más de 14 horas después volvían los protagonistas a la pista central Guillermo Vilas. El día encapotado pero seco. Las condiciones de la pista pesadas. ¿Quién sacaría ventaja? Ferrer lo tenía claro. Supo aguantar su saque a pesar de enfrentar bola de rotura con 5-4 saliendo del atolladero con buenos servicios. El valenciano no se relajaba y hacía los deberes poniendo el primer set en su casillero.

Ferru quería demostrar desde el inicio de la segunda manga que no iba a permitir a Cuevas remontar con facilidad el choque. Dispuso de varias opciones de quiebre para empezar liderando. Pero el uruguayo las salvó ayudado por los fallos de David. Terrible porcentaje de acierto con los puntos de break tanto uno como el otro. Cuevas 0 de 7 y Ferrer 1 de 10. A la novena el sudamericano lo conseguía. Soltó la mano y ese plástico revés a una mano que posee y rompía el servicio de Ferrer. Lanzado el uruguayo abría brecha y se ponía 3-0. Las pesadas condiciones de la pista estaban favoreciendo claramente los intereses de Cuevas.

Caían y caían los juegos del lado del uruguayo como la lluvia en el día precedente. La desconexión de David con su raqueta era alarmante. Todo errores no forzados, bolas cortas y además golpes ganadores impecables de Cuevas. Cómo había cambiado la situación, qué hubiera pasado si Ferrer hubiera empezado rompiendo en el primer juego del segundo set. La realidad es que el partido se iba a ir al tercero. Ferrer evitaba el rosco pero poco más. Cuevas pegaba y pegaba y no se le iba la bola fuera. Feo como el día se le ponía el asunto al favorito número 2 del cuadro de Buenos Aires.

Una guerra es en lo que se había convertido ya el partido. Los aciertos y genialidad de Cuevas frente a la brega, el tesón y la movilidad de piernas de Ferrer, que había resucitado de repente. Al uruguayo le salvaba el saque para obtener puntos gratis así como su revés paralelo. Hasta que ya los errores y la agresividad de Ferrer desde el fondo lo doblegaron. El alicantino con mucha fe deba la vuelta a un complicado partido y se ponía con 5-3 y saque para meterse en semifinales. Un largo y sufrido game que acabó cayendo de Ferru. Ahora a por su siguiente víctima, Nicolás Almagro, que lleva bastantes horas ya en semis.

Comentarios recientes