La gran huelga de la Era Open

Repasamos la historia de la mayor huelga que ha conocido la Era Open. En la edición de Wimbledon de 1973, 13 de los primeros 16 cabezas de serie se negaron a jugar

Jan Kodes era un magnífico jugador. Entre 1970 y 1973 sumó cinco finales de Grand Slam de 11 disputados, pues el Australian Open era comúnmente rechazado por todos los grandes tenistas de la época. El checo continuaba el sendero marcado por Jaroslav Drobny décadas atrás, y cuya herencia disfrutó la República Checa tiempo después, con la aparición de grandes talentos en ambos circuitos. Su último grande conseguido fue en Wimbledon, en 1973, considerada la edición de un major más discutida de todas las disputadas en la Era Open. La gran huelga de la era moderna.

Historia: Jaroslav Drobny. El checo de las cuatro banderas

Historia: Jaroslav Drobny. El checo de las cuatro banderas

Hoy, en Punto de Break, repasamos la historia de un checo que cambió de nacionalidad. A diferencia de Lendl o Navratilova, el caso de Jaroslav Drobny es aún más sorpr Seguir leyendo

Todo comienza en mayo de ese mismo año. La ATP acababa de nacer a finales de 1972, por lo que la ITF mantenía sus recelos con la WCT (World Championship Tennis) que Lamar Hunt creó como modelo de negocio en un deporte sin grandes estructuras profesionales. La organización de Hunt repartía buenas cantidades de dinero y la ITF aún no había canalizado con éxito lo que inició la WCT y posteriormente lograría la propia ATP, fundada por unos 40 jugadores la temporada anterior.

Niki Pilic es la mecha que promueve el cambio. El croata avisa a la federación de su país de que si alcanza la final de dobles de uno de los eventos del WTC, en Canadá, coincidiría con una eliminatoria de Copa Davis a la que no acudiría, contra Nueva Zelanda, en Zagreb. Así se avisó y así sucedió. Pilic no acudió a la llamada del combinado nacional y fue suspendido durante nueve meses por la ITF, comunicado que recibió en pleno Roland Garros, suficiente para que el jugador no pudiera acudir a Wimbledon. Los jugadores se rebelaron.

Con la ATP recién creada, el conflicto sirvió a los jugadores para probar su nuevo estatus, así que formalizaron un boicot que fue para adelante sin freno. 13 de los primeros 16 cabezas de serie se bajaron del Grand Slam británico, sumando un total de 80 jugadores que se negaron a competir y que tenían plaza en el cuadro principal. Entre ellos, el vigente campeón, Stan Smith. También Arthur Ashe, Ken Rosewall, Roy Emerson o Clyff Drysdale, primer Presidente de la ATP.

Pilic mirando a Jack Kramer, con Ashe y Smith de pie

Aunque el certamen sí lo jugaron Jimmy Connors, Ilie Nastase, un jovencísimo Bjorn Borg o Roger Taylor, fue Kodes quien se alzaría con el título tras vencer al ruso Alex Metreveli. Hace más de 40 años, los jugadores dijeron basta y edificaron una posición lo suficientemente poderosa para que fuesen escuchados y respetados. Tras Wimbledon, la ITF tuvo que pensarse la sanción a Pilic, que finalmente redujo a un mes por amenaza de un nuevo boicot que afectara al US Open.

Comentarios recientes