Thiem: “Necesito mejorar todo para llegar al top 10”

El austríaco Dominic Thiem es una de las jóvenes perlas que están destinadas a hacer cosas grandes en el futuro. Admite no sentir la presión.

Veintidós añitos, 1,85 metros de estatura, potente y liftada derecha, primoroso y espectacular revés y contundente y efectivo servicio. Una más que interesante carta de presentación la que tiene en sus manos el austríaco Dominic Thiem, número 19 del mundo. Tras un buen inicio de año aunque mejorable, el tenista vienés se erige como una seria amenaza y un gran atractivo en la gira sudamericana de tierra batida que comenzará para él en Buenos Aires la próxima semana. Este año ha preferido la ‘Golden Swing’ a la gira europea indoor y es que Thiem es un auténtico terrícola.

Mi superficie favorita es la tierra batida. Crecí jugando en tierra. En Austria durante todo el año jugaba en pistas cubiertas o al aire libre, pero siempre en arcilla. Nunca dejará de ser mi superficie preferida” ha admitido el austriaco en una entrevista para el portal argentino BATennis. Sobre su estilo de juego comenta: “Creo que tengo un estilo de juego integral. No tengo grandes debilidades. Prefiero jugar desde la línea de fondo. Me gusta tomar riesgos desde ahí.”

Superada la barrera del top 20, el tenista centroeuropeo puede seguir mirando al frente y objetivar su próxima meta, el top 10. “Tuve un gran año pasado. Terminé en el top 20, algo muy bueno para mí. Este año me gustaría jugar bien en los grandes torneos, algo que no ocurrió el año anterior. Estaría muy feliz si concluyo este año en el top 20 o incluso en el top 15” ha comentado Dominic.

Preguntado sobre la clave o las claves para dar un nuevo salto de calidad y auparse a la cornisa de los 10 mejores ha dicho: “Necesito mejorar todo. Los jugadores top son muy buenos por lo que necesito mejorar todo lo posible para poder competir contra ellos o incluso poder ganarles. Si entrenas muy duro todos los días creo que se puede vencer a los top 5 incluso. Son excepcionales, diferentes a los otros jugadores, pero aun así, si te mantienes en forma y sano y sigues mejorando tu tenis estoy seguro de que se les puede ganar. No es imposible.”

El discípulo de Günther Bresnik, que tuviera una exitosa carrera júnior ha afirmado que no se le ha subido a la cabeza en ningún momento la fama repentina y precoz adquirida. Está con los pies en la tierra y nunca mejor dicho. “Cuando terminé mi carrera júnior estaba más o menos el 500 en el ranking. Yo sabía que no había ganado nada. Que tenía que trabajar muy duro para llegar a la cima. Tenía que empezar de nuevo. Por lo que yo no siento la presión. Solo puedo entrenar duro y concentrarme para seguir jugando mi mejor tenis” ha dejado claro Dominic.

Ha declarado por qué se ha decantado por jugar el Argentina Open y la gira sudamericana: “Me encanta la tierra, por eso lo elegí. Nunca estuve allí y tengo grandes expectativas, me gusta visitar países por primera vez. Durante mi carrera júnior pasé 7 semanas en Sudamérica, me gustó mucho así que por eso he decidido volver.”

El austríaco ha admitido que es fan del Chelsea y que le encantaría seguir algún partido de fútbol argentino in situ en Buenos Aires coincidiendo con su participación en el evento porteño.

Comentarios recientes