David Ferrer: “La lectura ha ayudado a mi crecimiento personal”

El alicantino se abre y explica los procesos de maduración personal y los hechos que le hicieron crecer emocionalmente y mentalmente.

David Ferrer ya está listo para disputar el ATP 250 de Buenos Aires que da comienzo el próximo lunes 8 de febrero. El español, tres veces campeón en la capital argentina, es una de las máximas estrellas del evento, uno de los tenistas más queridos por la afición y el hombre que intentará evitar que Rafael Nadal reconquiste su título.

En una entrevista personal con el staff del Argentina Open, el actual número seis del mundo explica cuándo fue el momento que decidió cambiar, los procesos de maduración y qué fue lo que le ayudó a controlarse más en sus actos e impulsos dentro de la pista.

“Después del 2008 hubo un cambio en mi manera de pensar y de hacer. Tomé mis propias decisiones a nivel personal y aprendí a no buscar culpables. Eso me ayudó mucho para estar mejor conmigo mismo y después poder tener los mejores años de mi carrera”, explica el tenista que a sus 33 años sigue compitiendo contra los mejores y a máximo nivel.

“Con el tiempo vas madurando y aceptando las frustraciones para seguir mejorando. Con el paso del tiempo te tranquilizas más porque vas aprendiendo y relativizas las cosas (..) A medida que pasa el tiempo vas quemando etapas. Sí que hay diferentes "Davids Ferrers" en mi vida, pero porque aprendes y te vas conociendo a tu mismo. Por supuesto que me quedo con el David Ferrer de ahora”, reconoce el alicantino.

Uno de los aspectos fundamentales para llevar a cabo el cambio fue empezar a escuchar a más ente y también la lectura. “Quizás el hecho de escuchar otras opiniones: respetarlas y aceptarse a uno mismo. Entender que no todo puede salir como uno quiere. No sentirse tan terrible por perder. También, el hecho de leer todo tipo de lectura como: autoayuda, biografías de artistas, deportistas, etcétera creo que ha ayudado a mi crecimiento personal”, admite Ferrer.

A pesar de su experiencia como tenista y persona, es de los que piensan que jamás es tarde para seguir aprendiendo. “Soy del pensamiento de que siempre queda y hay algo que aprender. Sin eso sinceramente creo que no hubiera tenido la carrera tenística que tengo. También a nivel personal”.

Comentarios recientes