Pepe Checa: "Santi Giraldo está preparado para ganar este año a jugadores de cualquier nivel"

Punto de Break entrevista a José 'Pepe' Checa, extenista y actual entrenador de Santiago Giraldo. El español augurua un buen año para el colombiano. 

En muchas ocasiones los sacrificios que realiza un deportista profesional a lo largo de su vida no tienen la recompensa que se merecen. Semanas que pasan entre la pista de tenis, el gimnasio y los aeropuertos sin ninguna garantía a final de mes, pero que cobran sentido por la persecución de un sueño. Pepe Checa conoce, mejor que nadie, la frustración de una carrera lastrada por las lesiones pero, lejos de arrojar la toalla, siempre ha llevado el optimismo por bandera. Esa experiencia y positividad es la que intenta transmitir ahora a Santi Giraldo, por quien colgó la raqueta y decidió embarcar en una nueva aventura como entrenador. Pepe nos atendió por teléfono para repasar las primeras semanas de una nueva relación que espera pueda seguir creciendo en la gira latinoamericana.

P: La temporada pasada aún seguías en activo. ¿En qué momento tomaste la decisión de colgar la raqueta y pasar a ser entrenador?

R: Fue un cúmulo de todo. El año pasado tuve muchas lesiones, la última fue la del codo que me dejó sin jugar desde junio. Me preparé muy bien físicamente para jugar este año pero no había forma y estaba buscando un plan b pero nada me convencía. Intenté recuperarme para jugar al tenis hasta que me llegó el proyecto de Alex Corretja y nos sentamos a hablar, y me hizo colgar la raqueta de una vez por todas.

P. ¿Cómo surgió la posibilidad de entrenar a Santi?

R: Fue a través de Alex todo. Él tiene una agencia con Enric Molina que se llama Big Match Player y entre los jugadores que llevan está Santi. Santi estaba un poco colgado después de haber roto con su entrenador y Alex, que le hace de asesor, le buscaba un entrenador a tiempo completo para viajar con él. Nos encontramos en el ATP de Valencia donde tuve la oportunidad de charlar con Santi tranquilamente. Me llamaron a los tres días y nos sentamos a hablar.

P: Eres de una edad similar a Santi. ¿Te impone el hecho de no tener la experiencia de un entrenador más veterano o, al revés, crees que juega a tu favor esa proximidad?

R: Esto es como en todos los deportes, todo tiene sus riesgos y es un arma de doble filo. Somos muy afines y eso es muy importante en el día a día. Somos de edades parecidas y por lo tanto él me conoce del circuito. La experiencia de afrontar muchos partidos te ayuda a ser buen entrenador pero yo he jugado a un nivel que me permite poder aportarle cosas.

P: Evidentemente a estas alturas un entrenador ya no enseña a jugar a un tenista pero, ¿cómo definirías el rol de un entrenador? ¿En tu caso qué buscas aportarle a Santi?

R: Mi rol va a ser dar un toque fresco a su entorno. Soy una persona que empieza de cero como entrenador y tengo unas ganas y una ilusión que le voy a intentar inculcar. Él ya es un jugador muy bueno y tiene un potencial tremendo, y mi trabajo va a ser el conseguir que crezca cada día como jugador y que cumpla esos objetivos que nos hemos marcado.

P: ¿Qué valoración haces de esta primera gira de torneos en India y Australia?

R: Muy buena. Tenísticamente podría haber ido mejor, en cuanto a resultados, pero los dos partidos que ha perdido han sido con Rosol, que juega a tiros y estuvo acertado, y en segunda ronda del Open de Australia con Joao Sousa, quien ganó el último torneo ATP de la temporada pasada y está con confianza. Aun así, el partido de Joao se definió en muy pocos puntos, por lo tanto la valoración es buena. Santi esta preparadísimo para ganar este año a jugadores de cualquier nivel. Lo tenemos muy claro tanto él como yo, y eso es importantísimo

P: Santi llegó hasta el puesto 28 del ranking ATP hace un par de años y actualmente ocupa el lugar 70. ¿Qué le ha faltado para mantenerse?

R: En el deporte de élite las cosas no van siempre como deseas. El tenis es un poco injusto porque hay días que juegas bien y el otro juega el doble. Él no ha cambiado de cuando tenía aquel ranking al actual, simplemente a veces pasas por malas rachas, y le ha faltado regularidad en sus partidos y esto te hace bajar de ranking porque, además, los otros están mordiendo por detrás.

P: ¿Qué objetivos te marcas en esta primera temporada como entrenador?

R: Es muy complicado marcarse objetivos porque nunca sabes. Mi objetivo, sobre todo, es poder ayudarle, que crezca un poco más y que yo sea partícipe de ello. Que acabe el año y que todos hayamos visto una mejora suya en general. No pongo objetivos de ranking ni límites porque Santi no tiene límites en cuanto a ranking por su potencial.

P: Por último, mirando atrás, ¿sientes una ligera frustración por pensar hasta dónde habrías llegado en tu carrera sin lesiones o lo aceptas como una parte de la profesión?

R: Ha sido parte de mi vida. En momentos ha sido como una montaña que no podía escalar y me ha afectado en algunas épocas pero, como en todo, hay que sacar lo positivo, y ahora como entrenador esas experiencias me ayudan a enfocar los momentos malos, que por desgracia he tenido muchos, y me sirven para poder guiar a Santi.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes