¿Por qué ganó Novak Djokovic?

Analizamos las claves de la final del Open de Australia 2016 donde el serbio Novak Djokovic derrotó en tres sets a Andy Murray.

Cumpliendo con los pronósticos, Novak Djokovic derrotó a Andy Murray en la final del Open de Australia consiguiendo así su sexto título en Melbourne. Analizamos cuáles han podido ser las claves de la victoria del serbio.

La salida de Andy - El británico saltó a pista totalmente apagado, sin energías y apenas golpeaba la pelota con fuerza. Tuvo break inicial y tras no poder conseguirlo parece que bajó los brazos. Salir así ante el número 1 se traduce en casi recibir un rosco de entrada. El primer set fue un visto y no visto para el serbio.

Djokovic sacó adelante sus malos momentos - El serbio pasó por algunas lagunas en su tenis en el segundo set donde no estuvo tan acertado con sus golpes, cometiendo algunos errores, pero a pesar de eso fue capaz de mantenerse con vida en el set aguantando desde el fondo todas las embestidas de Andy hasta que tuvo la paciencia necesaria para romper en el momento justo y apuntarse una segunda manga que pudiera haberle metido en problemas si se la hubiera llevado el británico.

La actitud de Murray - En ciertos lances del encuentro rozó lo esperpéntico. Continuos gestos a su grada después de cada fallo, malas caras, gritos, gestos de desaprobación... imposible pretender ganar una final de Grand Slam con ese lenguaje corporal tan negativo y sin estar concentrado en lo que debes de hacer. El propio Corretja comentó en antena que Mauresmo le dijo que en el anterior partido, cuando dejó de hacer gestos hacia su box fue cuando empezó a jugar mejor.

La derecha del británico, desaparecida - Fue un auténtico agujero durante casi todo el encuentro. Mientras de revés Andy estuvo muy acertado, su derecha no se presentó a la final. Inseguro a la hora de realizar el golpe, impreciso y moviendo la mano más de lo normal, provocó el desnivel en los momentos cruciales del encuentro.

La diferencia de nivel entre Djokovic y el resto - Puede que la mayor que haya habido nunca en muchísimo tiempo. Cuando no juega tan bien, logra sacar adelante los juegos y mantenerse vivo en los sets. Cuando juega bien, directamente no encuentra oposición. Así, de esta forma, es difícil encontrar el límite del serbio que podrá seguir haciendo historia hasta que él quiera.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter