Kerber: “Empieza una segunda carrera para mí”

La flamante campeona del Australian Open cree que este título puede ser un punto de inflexión en su carrera y admite que han sido dos semanas de locura aquí.

Angelique Kerber es a sus 28 años campeona de un Grand Slam por primera vez en su carrera. La zurda alemana ha tumbado a Serena Williams en la final del Abierto de Australia contra todo pronóstico. “Sabía que la había derrotado una vez en Cincinnati, que debía salir ahí e intentar batirla de nuevo porque ella no me daría la victoria en la mano. Fue un gran partido de ambas. Es un momento muy especial para mí” ha declarado la tenista germana, exultante.

He tenido dos semanas de locura. Con la primera ronda, donde enfrenté una bola de partido en contra y luego con la victoria sobre Azarenka en los cuartos, a la que nunca había ganado. Y ahora jugar ante Serena, lo que era todo un honor en una final de Grand Slam. En mi primera final de Grand Slam. Es algo que estás esperando con muchas ganas. Fue realmente emocionante” confesaba Angie.

Sobre la película del partido, Kerber ha expuesto el siguiente análisis: “Intenté mantenerme relajada hasta el último punto. En el primer set jugué muy bien. En el segundo ella sirvió mucho mejor. En el tercero cada juego estuvo realmente apretado, como el del 3-2, que duró como unos 10 minutos. Intentaba concentrarme en mí misma porque cuando estaba 5-2 arriba, estaba segura de que el partido no se había terminado.”

Muy confiada además sobre el hecho de que la final se decidiera en el tercero, tras ver como Serena le igualaba la contienda. “Cuando nos fuimos al tercer set, me dije, ok, lo puedes hacer. He jugado muchos partidos en tres sets en los últimos años. He ganado muchos de esos. Me sentía confiada yendo al tercer set.”

Un nuevo mundo se le abre a la alemana, que tras obtener su primer Grand Slam, tendrá unas perspectivas muy distintas de su carrera. “Puede que sea el comienzo de una segunda carrera para mí. Creo que fue algún día aquí cuando hice ‘click’ como me pasó en Nueva York hace algunos años cuando alcancé las semifinales por primera vez. No venía jugando bien en los grandes torneos. Este es el primer gran torneo del año, y lo he ganado, mi primer Grand Slam. Suena a locura, pero puedo decir que soy una campeona de Grand Slam.”

Preguntada por sus ambiciones a partir de ahora, Kerber ha respondido: “Ganar alguno más, supongo. Ahora realmente no estoy pensando en eso. Intento disfrutar cada momento, lo que acaba de pasar, recoger toda la experiencia. Mi teléfono está explotando ahora mismo. No sé ni cuántos mensajes tengo. No estoy ahora pensando en los siguientes torneos ni desafíos.” Y reconoce que le ha llegado uno de parte de Steffi Graf, a la que le ha ayudado con su victoria, ya que Serena no podrá alcanzarla aún en el número de Grand Slams.

Piensa que el tenis alemán está de enhorabuena y que está yendo hacia arriba. “El tenis alemán está creciendo. Tenemos muchos buenos jugadores. Han demostrado aquí que pueden derrotar a grandes jugadores. Friedsam ante Radwanska tuvo sus opciones. Beck contra mí hizo un buen partido también.”

Y admite que no ha sido la mejor jugadora de tenis para ser aconsejada ni llevada. “A veces no he creído mucho en mí misma. Aquí es donde ha cambiado todo. Mis entrenadores y todo el mundo veían que jugaba muy bien en los entrenamientos. No entendían por qué no trasladaba eso a los partidos. Por ello pienso que no soy la persona más fácil de entrenar o decir algo que pueda funcionar. Creo que ahora he encontrado mi mejor equipo para que me puedan encaminar.”

LA APUESTA del día

Comentarios recientes