Djokovic detiene a tiempo la rebelión de Halys

Otro ‘teenager’ en el camino del número 1 que amenazó con ganarle un set si bien Djokovic supo pararle y cerró en tres mangas su pase a tercera ronda.

El maestro Novak Djokovic ya está en tercera ronda del Abierto de Australia tras imponerse a su segundo rival de menos de 20 años en el torneo, el francés Quentin Halys por 6-1, 6-2 y 7-6(3) en 1 hora y 40 minutos. Toda una clase para este chaval de 19 años bajo los focos de la Rod Laver Arena, llena a rebosar para ver cómo el serbio seguía despachando rivales con una facilidad y suficiencia pasmosa. Por décimo año consecutivo vemos al de Belgrado arribar la tercera ronda del evento, más en forma que nunca y sin aparentes fisuras ni en su juego ni en su cabeza.

Tras abrir su nueva defensa del Open de Australia contra Hyeon Chung, el número 1 del mundo chocaba con otro joven valor del tenis que aún no ha cumplido la veintena como es el francés Quentin Halys. Si Chung era consistencia y paciencia desde el fondo, el galo es impaciencia, agresividad y juego a menudo de red. Como número 186 del mundo, su mejor clasificación, sus opciones eran casi nulas ante el todopoderoso líder del ranking mundial. Sin victorias ATP todavía, venía de conseguir su primer triunfo en Grand Slam ante el croata Ivan Dodig. Sus señas de identidad: Explosiva derecha, revés muy plano, buen juego de red y servicio, que recuerda por su biomecánica de su compatriota Michael Llodra.

Todo eso está muy bien, pero si dejamos a un lado los errores no forzados y la falta de movilidad en el fondo de pista. Djokovic ha aprovechado esas circunstancias especialmente en los dos primeros sets donde no ha encontrado resistencia por parte del francés. El serbio no se ha relajado en ningún momento demostrando una gran frescura de piernas y enorme confianza con sus tiros. Minimizando la cuenta de errores no forzados y practicando un tenis muy práctico.

La lucha del francés estaba claramente en hacer el mayor número de juegos posible ante Djokovic. La del serbio, en no desgastarse en exceso en previsión de lo que se le vendrá en la segunda semana de competición. Un 6-1 y 6-2 en menos de hora reflejaba una noche perfecta para Nole, una cómoda segunda ronda con la que seguir el incesante avance a un nuevo título en Melbourne.

Halys quería irse de la Rod Laver con la sensación de haber aprovechado el clínic nocturno con Djokovic y se soltó con sus golpes de fondo y sus restos, rompiendo por primera vez el servicio del balcánico y poniéndose con un inquietante 2-0 y saque. La respuesta de Djokovic estaba cantada, no le hacía mucha gracia esa rebelión inesperada de Halys y le devolvió inmediatamente la rotura. La continuación del tercer acto mostró un francés más acertado, con menos complejos, batallándole al número uno del mundo.

La manga fue vistosa y de muy buen nivel de tenis y que acabó en el desempate. Allí Djokovic dijo basta y concluyó la actuación y su pase a tercera ronda. Se acabaron ya los ‘teenagers’ para Djokovic, su rival saldrá del duelo entre Kudla y Seppi.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes