Wawrinka repite en Chennai

El suizo conquistó su cuarta corona en el torneo indio tras imponerse a Borna Coric, quien disputaba su primera final profesional.

La conexión de Stan Wawrinka con el torneo de Chennai se prolongó un enero más. Y ya van tres de manera consecutiva. El suizo logró su cuarta corona en el Aircel Chennai Open (2011, 2014, 2015, 2016) tras doblegar en la final al bisoño Borna Coric (6-3, 7-5), todavía verde en este tipo de rondas aunque sin perderle nunca la cara a un encuentro donde siempre fue a contracorriente del helvético.

No fue un duelo extremadamente desequilibrado, pero sí se veía desde la primera bola que solamente uno de los dos conocía perfectamente el terreno. Y no hablo solamente del torneo específico, a estas alturas considerados ya el patio particular del de Lausana, sino la por la experiencia de uno y de otro a la hora de encarar una final. Para Stan era la vigésimo primera oportunidad de asaltar un título, mientras que para Coric, con sus 19 años, tan solo la primera. Y claro, este contraste se acaba notando tarde o temprano.

Un par de rupturas, una por cada set, sirvieron para que el helvético marcara la distancia real entre ambos contendientes. Coric luchaba, aferrándose a la pista y a su tenis sólido desde el fondo, pero no era suficiente. La velocidad, la determinación y la explosividad de su rival acabaron imponiéndose una vez más en Chennai, dándole a Stan su tercera corona consecutiva en tierras india, un lugar donde no deja escapar un set desde la temporada 2013. Números que colocan a Wawrinka como uno de las raquetas más peligrosas de cara al próximo Open de Australia. Solo hay que ver lo que sucedió en enero de 2014.

Con este ya son 12 los títulos que el de Lausana acapara en sus vitrinas, doce títulos que suenan a poco para un hombre de la clase y potencia del suizo. Su madurez no llegó hasta los 28 años, aunque visto lo visto, está recuperando bien todos los calendarios en blancos. Y respecto a Coric, nada que penar. Otra etapa quemada en su camino. Mañana volverá a formar parte del top40 y seguro que solo piensa en regresar a una nueva final para aprovechar mejor la ocasión. Hasta el mismo Federer perdió sus primeros duelos por el título y pensó que jamás lograría uno. Hoy estuvo a punto de capturar el número 89.

Comentarios recientes