Novak Djokovic: “Ha sido la mejor final de mi carrera”

Con su primer título de la temporada, el serbio quiso dar tranquilidad a los récords y pone ya sus ojos en el próximo Open de Australia.

El día perfecto, el momento justo a la hora exacta. Hay muchas maneras de definir el partido que realizó Novak Djokovic en la final de Doha y en todas es muy difícil explicarlas sin imágenes. Ni siquiera Rafael Nadal pudo dar una explicación a tal rendimiento, quizá porque ni siquiera la necesite. Estamos ante un jugador que, sencillamente, es superior al resto y que no tiene absolutamente ningún punto débil. La ‘Era Djokovic’ ya se ha instalado en 2016.

Fue casi perfecto. Desde el primer punto hasta el último pude imponer mi plan táctico y la estrategia que había preparado. Las condiciones jugaron a mi favor. Salí a pista con las ideas correctas, con la intensidad adecuada, y con niveles altos de confianza que tomé la temporada pasada al vencer en nuestros últimos dos encuentros sin ceder sets. Esto me dio la convicción para tratar de jugar al nivel de los últimos choques”, resume el serbio sobre la gran cita de ayer.

“Nadal es uno de los mejores competidores que ha visto la historia de nuestro deporte. Pero todo salió bien. Pude pegar con soltura a la pelota. Durante el segundo set, desde ambas esquinas, sentí con comodidad todos mis golpes. Fue uno de esos días en los que ves la bola como una sandía”, sonreía Novak ante tal comparación, tomándose con sentido del humor algo que, en realidad, es muy serio. De seguir así, su tenis y su figura van camino de leyenda. Si es que no lo están ya.

"No me siento invencible. Nadie es invencible. Pero estoy jugando el tenis de mi vida. Intentaré disfrutar estos momentos en pistas. Usaré este nivel de confianza en cada torneo. Sé que no durará para siempre, pero no pienso en el futuro. No me planteo si tendré otra racha o si jugaré la temporada de mi vida porque eso genera distracción y desequilibrio emocional”, explica el número uno del mundo, demostrando una vez más su momento idóneo de madurez.

“No he perdido un set en toda la semana. Cuando más lo he necesitado, ante uno de mis mayores rivales, he sido capaz de jugar la mejor final de mi carrera. Eso me da muchísima confianza para el resto de la temporada. Mis pensamientos están enfocados en Melbourne y en lo que necesito hacer allí. La semana previa al Abierto de Australia será muy útil porque he jugado mucho, he entrenado muy duro y he disputado cinco buenos partidos”, confiesa el campeón de 60 títulos profesionales.

Los que decían que Djokovic no jugaría exhibiciones esta pretemporada, hoy entenderán el motivo: No le hacen falta. "Voy a tratar de mantener la energía en los próximos días y trabajar en detalles específicos. Creo que estoy preparado para la competición. Es una preparación buena, aunque el formato a cinco sets es diferente. Soy consciente de que disputar un Grand Slam es completamente distinto”, expresa.

Próximo destino, Melbourne. Un lugar donde hasta el más soñados sabe que el sexto entorchado del de Belgrado está más cerca que nunca. “Allí espero continuar con este nivel de juego. Mi prioridad, insisto, es pensar en mi próximo compromiso y tratar de mantenerme sano. Si lo logro, tomando como base mis experiencias anteriores, sé que voy a tener buenos resultados como consecuencia del trabajo y el profesionalismo", sentencia el líder de la ATP.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes